Visitar al jardín flotante en Alemania

  • Alemania

Muchos de los entornos que podríamos estar visitando en Alemania, en nuestro próximo viaje de turismo, a través estos buenos precios en vuelos a Frankfurt, son realmente magníficos y asombrosos, algo que llama la atención de todo aquel que visita este gran país. Por ejemplo, hablar del jardín flotante en Alemania es uno de los espectáculos más grandiosos que un turista podría llegar a querer visitar en sus próximas vacaciones.

El jardín flotante en Alemanian no es más que una isla que se encuentra conectada por medio de un puente que atraviesa el lago de Constanza, siendo prácticamente toda esta superficie (la isla) un barrio agregado de la ciudad. El nombre de jardín flotante es algo superficial, ya que el verdadero viene a ser la isla Mainau; la primera denominación se le ha dado debido a la gran cantidad de plantas que existen en este lugar, siendo un verdadero paraíso para todo aquel que desea disfrutar de un mundo colorido que quizá únicamente lo llegue a ver y disfrutar en una película de Disney.

Ya hemos mencionado que en este jardín flotante existe una gran variedad y diversidad de flores de todos los tipos, estando por ejemplo las orquídeas, los tulipanes, narcisos y las rosas principalmente; quienes sean amantes de la naturaleza y en especial de este tipo de flores se sentirá maravillado de visitar y recorrer cada uno de sus rincones en este jardín flotante. La gran proliferación de estas plantas se debe a que el lugar se encuentra prácticamente cubierto por los Alpes, estando hacia el lado sur de Alemania. Debido a su ubicación, la humedad y las diferentes temperaturas han provocado una especie de invernadero natural para estas flores y plantas.

Según cuentan los diferentes registros históricos, este jardín flotante fue ocupado inicialmente por los romanos en el año 14 a. C.; existen otros cuantos atractivos más para disfrutar en este lugar, estando por ejemplo una preciosa iglesia barroca, un majestuoso castillo y la Casa de las Mariposas, lugar al que podríamos llegar con sólo pagar 17 euros por persona, algo que vale la pena aprovechar debido a todo lo maravilloso y espectacular de esta región.