Casa Batlló0

Casa Batlló

  • Barcelona

Una de las obras de Antoni Gaudí es la Casa Batlló. Situado en el número 43 del Paseo de Gracia (en catalán Passeig de Gràcia) de Barcelona es una remodelación integral de un edificio previamente existente en el solar, obra de Emili Sala Cortés. Es uno de esos lugares que van a visitar algunos de los turistas que se alojan en hoteles en Barcelona.

El lugar donde está ubicada la casa, es llamada la Manzana de la discordia (L’Illa de la Discòrdia), porque además de esta casa, alberga otras obras de arquitectos modernistas: la casa Amatller, que colinda con la de Gaudí, obra de Josep Puig i Cadafalch; la Casa Lleó Morera, obra de Lluís Domènech i Montaner, y la Casa Miralles, de Enric Sagnier i Villavecchia.

A Gaudí se le encargó la remodelación del edificio construido en 1875. El arquitecto se centró en la fachada, el piso principal, el patio de luces y la azotea y levantó un quinto piso para el personal de servicio. En este trabajo Gaudí contó con la colaboración de Domènec Sugrañes, Josep Canaleta y Joan Rubió y de los constructores Jaume y Josep Bayó i Font.

Dentro del trabajo, la fachada se hizo con piedra arenisca de Montjuïc, tallada según superficies regladas en forma alabeada; las columnas tienen forma ósea, con representaciones vegetales. La carpintería es de superficies curvas y las ventanas son de vidrios de colores de formas circulares. Gaudí conservó la forma rectangular de los balcones del edificio anterior -con barandillas de hierro con forma de antifaz-, dando al resto de la fachada una forma ondulada en sentido ascendente.

Luego de la restauración de Gaudí, la Casa Batlló fue restaurada de nuevo en 1970 y en 1995 y es propiedad de la familia Bernat. En 1984 se instaló la iluminación eléctrica de la fachada. Desde el 2005 este edificio forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.