Dalí llega a París

  • Barcelona

El centro Pompidou de París acoge estos días, y hasta el 25 de marzo, la obra de uno de los artistas más prolíficos de que ha dado Cataluña hasta nuestros días. Las más de 200 piezas oníricas y extravagantes de Salvador Dalí, que se exponen en la capital francesa y que posteriormente repararán en el Museo Reina Sofía de Madrid, recorren desde los relojes doblados de La persistencia de la memoria  hasta trabajos fotográficos, cinematográficos, teatrales, esculturas y dibujos.  Pero no hay que irse tan lejos para disfrutar del legado del autor original de la ciudad catalana de Figueres, y uno de los más relevantes de la ola surrealista, Cataluña le dedica más de un espacio.

Desde su antigua casa, reconvertida en museo, en el pueblo costero de Port Lligat, hasta la colección permanente del Museo del Real Círculo Artístico de Barcelona. El espacio, ubicado en el corazón de la ciudad condal, cerca del hotel Barcelona Raval, donde se hospedan multitud de turistas interesados en el movimiento artístico y cultural de la ciudad, posee 44 esculturas originales de la colección Clot.

Las controvertidas, para algunos, grandiosas para otros, piezas escultóricas que se exponen en este espacio recorren las obsesiones más conocidas del artista catalán. Desde la religión hasta la mitología, pasando por la mujer o el erotismo. Siempre bajo el curioso prisma de la mirada daliniana.

Llegar a la muestra desde cualquier punto de la geografía española es fácil, la estación de ferrocarril Sants, perfectamente comunicada con todo el país, y que alberga las instalaciones del hotel Barcelona Sants, te facilita la labor ofreciéndote, una vez allí, multitud de itinerarios a través de transporte público o a pie, por si quieres ir disfrutando del paisaje.