Más que ver cine es vivirlo0

Más que ver cine, es vivirlo

  • Barcelona

El cine en grandes dimensiones es la experiencia fascinante que se puede disfrutar en el corazón del Port Vell de Barcelona, el IMAX. Un espacio totalmente adaptado y adecuado para estas proyecciones donde el sonido, las imágenes  y las diferentes innovaciones ofrecen una opción del cine más innovador.

Esta sala de cine de gran formato, ubicada en el muelle de España, se convierte en una verdadera atracción para visitantes y lugareños que buscan opción diferente para divertirse. El edificio donde se encuentra esta gran sala es obra de los arquitectos Enric Sòria y Jordi Garcés y fue inaugurado en el año 1995.

Otra de las ventajas que ofrece el cine IMAX del Port Vell es que se pueden disfrutar películas de grandes dimensiones para todos los gustos e intereses sin dejar ninguno de los géneros por fuera. Por lo que el espectador puede elegir entre tres formatos.

La opción va desde el Imax propiamente dicho, siendo un formato plano proyectado en una pantalla de 27 m de alto y con una gran calidad de imagen; la segunda alternativa es el Omnimax, constituido por un formato envolvente donde la proyección se realiza en una pantalla semiesférica de 180º y 900 metro cuadrados de superficie, y finalmente la opción del 3D donde se podrá disfrutar cine en relieve que se capta por medio de unas polarizadas.

Más que ver una película, este espacio ofrece la opción de sumergirse en ella. Algo que se logra gracias al carácter universal de las temáticas de los audiovisuales, a su sonido digital que llega a los 27.000 watios de potencia y a la calidad de las proyecciones.

Este espacio, además, fue la sede en 1996 del XVIII Congreso Internacional de Teatros Imax y el I Festival Internacional de Cine de gran formato, convirtiéndose en lo que es hoy en día y labrando el camino para el reconocimiento que tiene hoy como referente de ocio en Barcelona.