Un paseo por la Casa Malagrida en Barcelona

  • Barcelona

Barcelona es el destino turístico de muchas personas, lugar donde llegan una gran cantidad de gente desde diferentes partes del mundo. No es para menos, ya que cada una de sus calles puede encerrar un entorno bello, precioso y diferente a lo que hayamos logrado disfrutar en otra parte del mundo. Hablar de la Casa Malagrida es hacer referencia a este tipo de situaciones para disfrutar en nuestro turismo de Barcelona.
La Casa Malagrida es una interesante arquitectura que podríamos estar conociendo si estamos caminando por el Paseo de Gracia, lugar que viene siendo uno de los más exclusivos en este sector gracias a la presencia de una gran cantidad de terrazas así como también de tiendas exclusivas que ofrecen un ambiente realmente acogedor. Para poder llegar a este lugar sólo debemos ir al número 27 de dicho paseo. Esta casa habría sido construida entre los años de 1888 y 1910, siendo el encargado de la obra el arquitecto Joaquín Codina Matali.
Manuel Malagrida fue un industrial tabacalero de Olot, alguien que habría hecho fortuna en Argentina y que debido a ello, decidió hacer construir esta Casa Malagrida que lleva su mismo nombre. En la puerta de la fachada principal se puede admirar la presencia de un cóndor andino y de un águila pirenaica, los cuales vienen a ser los símbolos más importantes tanto de su procedencia como de su industria. En la fachada tenemos la presencia de laterales, una balaustrada central, forja en las barandillas, remate de una veleta, una interesante cúpula con forma de buhardilla y muchos otros elementos más que le hacen ser una fachada espectacular.

Además de los símbolos que habíamos mencionado anteriormente y que están en su fachada principal, también se puede admirar la presencia del gusto de Colón así como también del general Mitre, este último presidente de la República de Argentina. Si estas interesado en conocer esta Casa Malagrida en tus próximas vacaciones de turismo por Barcelona, deberías pensar en realizar lo que se llama Ruta del Modernismo, misma que recorre a esta edificación dentro de otras cuantas más, pero ayudado por la presencia de un guía turístico.