Chapada Diamantina0

Chapada Diamantina

  • Brasil

Aventura y ganas de lanzarse a disfrutar de la naturaleza en toda su extensión, son solo dos de las características necesarias para quienes quiera aterrizar en este paraíso ecológico bahiano. Desde el
siglo XVII esta región ha atraído a aventureros y buscadores de oro y diamantes creando Ciudades como Lençóis, Mucugê, Igatu, todas ellas surgidas en el transcurso de las exploraciones para la búsqueda de diamantes.
Hoy, lejos de ser destino para exploradores mineros, es sin dudas una dulce bienvenida para los amantes del ecoturismo y de los deportes de riesgo, la Chapada Diamantina es un paraíso ecológico que con su rica flora, variedad de relieve y recursos hídricos proporcionan muchos tramos de gran potencial turístico, y de suma atracción para la practica de los más variados deportes. A su vez, la región forma parte del Parque Nacional de la Chapada Diamantina, el cual está clasificado como un ecosistema montañoso y en parte semi-árido, con altitudes entre los 800 y 1,200 metros sobre el nivel del mar.

Este paraíso que se encuentra en el corazón de Bahía ofrece montañas, cuevas, caminos rurales, ríos, cascadas que semejan velos de novia, noches estrelladas, en fin, un paisaje estimulante y soleado, óptimo
para la práctica de ciclismo de montaña, rapell, trekking, cabalgatas, espeleología, buceo, off-road, etc, si bien el ingreso al parque ecológico es gratuito, habrá que tener en cuenta que las atracciones especiales dentro de ella tienen un costo, normal, pero costo al fin.

Algunas visitas obligadas dentro del parque son el Monte del Padre Ignacio, Cascada del Humo, las márgenes de Río Paraguaçu, las cuevas de la Pratinha y Lapa Dulce, Andaraí, etc. Desde que nace el sol hasta la llegada de la noche estrellada, maravillan al espectador las bellezas naturales, así como la fauna que habita la región, por lo que siempre conviene tener a mano la cámara, pues puede toparse con panteras, pumas, venados, coatíes, capibaras, así como aves de extraña belleza, boas constrictoras y otros
resptiles.

Otro de sus atractivos más maravillosos son sin duda las cuevas y grutas que transforman en extraordinarios paisajes subterráneos, con estalactitas y arco iris monocromáticos hacen de cuna a los ríos en muchos casos de aguas tibias navegan en su interior. Chapada Diamantina, es un destino diferente a cualquier otro de Bahia, pero me atrevería a decir que es el que marca la diferencia