Monumentos monasterios y catedrales para visitar en Brasil0

Monumentos, monasterios y catedrales para visitar en Brasil

  • Brasil

Edificaciones y monumentos muy importantes y realmente preciosos es lo que podríamos llegar a encontrar en nuestro próximo viaje de turismo a Brasil; no debemos dejar de lado una visita hacia algunos de sus museos y monasterios, los cuales también guarda una importancia histórica muy grande en este país.

Así por ejemplo, una visita hacia el Museo Nacional de Bellas Artes ubicado en la avenida Río Blanco (en el mismo centro de la ciudad) puede ser una grata experiencia en Río de Janeiro, lugar que habría sido inaugurado para el año de 1937. Antiguamente aquí fue la sede de la Escuela Nacional de Bellas Artes, sitio en el que hoy encontraremos obras pertenecientes a los más grandes artistas brasileños del siglo XVII hasta el siglo XX.

Nuestra visita también puede estar dirigida hacia el Monasterio de Sao Bento, lugar que esta ubicado en la zona de Guanabara. Este maravilloso edificio habría sido construido a finales del siglo XVI por parte de los frailes benedictinos, pudiendo disfrutar de su magnífica y exquisita decoración en la parte exterior de su fachada. Lo que más llama la atención es el color dorado que cubre gran parte de este templo, algo que sin duda deslumbra a todo aquel que se pone frente a el.

La Catedral Metropolitana en cambio fue inaugurada en el año de 1979, edificación que cuenta con un estilo contemporáneo y que es parte de los edificios más importantes en Río de Janeiro. Es enorme y tiene forma cónica, debiendo intentar subir hasta lo más alto de esta edificación para poder disfrutar de maravillosas panorámicas de la ciudad; llama la atención la inmensa cantidad de vidrieras que se distribuyen prácticamente desde el nivel del piso hasta lo más alto de esta catedral.

Otra visita obligada de viaje en nuestro turismo por Brasil se encuentra en la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, en donde su fachada es lo más preciado para la ciudad y sus habitantes ya que la misma data de fines del siglo XVIII en lo que se refiere a la parte más antigua del templo, aunque todo el conjunto en general inició sus obras de construcción para fines del siglo XIX inicios del siglo XX con un estilo netamente neoclásico. No dejes de apreciar a su magnífica cúpula de piedra así como también, a todo el mármol que forma parte de la decoración de su interior y en las diferentes obras de arte presentes tanto en su nave central como en las capillas laterales. Si te han gustado todos estos monumentos seleccionados y te estás pensando el viajar a Brasial, mira esta selección de hoteles baratos online.