Parque Nacional de Jericoacoara

  • Brasil

Jericoacoara conserva la simplicidad del antiguo pueblo de pescadores con la alegría y la calidez característico del noreste Brasileño, se encuentra a  300 km de Fortaleza.

Jericoacoara ha sido declarada por el Washington Post una de las diez mejores playas del mundo, Jericoacoara es realmente un oasis entre las dunas de arena blanca, parte de  una joya en el corazón del Parque Nacional de Jericoacoara.

Jeri,  llamado así por sus habitantes tiene un clima seco y temperatura entre 25 º – 31 º C durante todo el año. La temperatura del agua es cálida y sus colores van del verde esmeralda al azul. Es una playa muy cotizada para la práctica de windsurf y kitesurf en el mundo entero.

Jericoacoara está frente al Parque Nacional , un  área ambiental con muchas playas, dunas y la del “Serrote” de 93 metros en su  base se encuentra la famosa “Pedra Furada” o Pedra do Frade. Jeri es un  conocido por su belleza y encanto, formada en la roca por el continuo golpe de las olas del mar con la piedra, esta roca encierra también una energía diferente que se deja sentir en quien la visita, reconocido por  The Washington Post, Discovery Channel y Terra.

Para garantizar su preservación el Parque Nacional ganó 400 hectáreas llegando a 8.850 hectáreas que incluyen también el Manguezal do Rio Guriú, reducto de los Caballos Marinos con algunas dunas y vegetación nativa. Verdaderos parajes conservados de la depredación del ambiente y la mano del hombre.