Caligrafía china

  • China

La cultura china encierra una serie de elementos que son atractivos en diferentes zonas del mundo. Uno de ellos es la caligrafía, por sus formas y el significado que pueda encerrar atrae a todos.

Según reza la tradición, la forma más antigua de los caracteres de la escritura china, fueron inventados por Cang Jie hacia 2650 a. C. Aunque otra creación se refiere a que esto ocurrió en los tiempos de Fuxi, el legendario primer emperador de China.

En China se concede una gran importancia a la caligrafía, la cual se fundamenta en la belleza visual de los ideogramas, la técnica de su realización y los preceptos metafísicos de la cultura tradicional.

Claro que algunos de los elementos han ido evolucionando, pues esta caligrafía suma más de tres mil años de historia.

En este país asiático, la caligrafía ha sido considerada como una forma de arte desde que empezó a utilizarse en el siglo quinto a.c., cuando comenzó con una escritura simplificada en la que la anchura de las pinceladas de los trazos variaban y los extremos y terminaciones eran afinados.

Los caracteres chinos pueden ser trazados según cinco estilos históricos, por lo general son realizados con pincel y tinta y estos estilos están ligados intrínsecamente a la historia china.

Esta escritura sobrevive solo como una forma de arte, pues su función práctica ha disminuido, a pesar de que millones de personas todavía la estudian y practican.

A finales de los años 50 el Gobierno de la República Popular China comenzó el proceso de reforma de la escritura, por lo que se llegó a una simplificación de los trazos y de los caracteres, lo que generó un cisma en la escritura de la lengua china, que actualmente se escribe en caracteres simplificados en la China continental y en Singapur, y en caracteres tradicionales en Taiwán, Hong Kong y Macao, así como en la mayor parte de las comunidades chinas en el resto del mundo.