Interesante tradición china en la elaboración de prendas

  • China

Si en un momento determinado dirigimos nuestra atención hacia alguna de las tiendas presentes en distintas ciudades y localidades de la China, porque encontremos una de esas ofertas de viajes de última  hora, quizá nos demos cuenta de que muchos de los vestidos y prendas de vestir allí existentes guardan diseños y estilos únicos y artísticos a la vez. Una interesante tradición china sale de lo convencional, ya que en la misma se menciona a diferente tipo de materiales para elaborar las prendas de vestir.

La mayoría de las prendas de vestir que usamos a diario utilizan a la tela para poder ser creadas en diferentes modelos y según la tradición de cada país. Pero ¿que te parecería utilizar a la madera en lugar de tela? Esta viene a ser la gran incógnita y anécdota que muchas personas llegan a encontrar en una pequeña aldea que tiene el nombre de Manggou, la cual pertenece al distrito que Mengla y en donde, la tradición china a la hora de elaborar prendas de vestir llegar a utilizar la corteza de la madera de un árbol específico y que sólo se encuentra en la región.

Tal y como lo has escuchado, en esa tradición china que se viene manteniendo durante largo tiempo en la aldea que hemos mencionado, se utiliza a la corteza del árbol conocido como Antiaris Toxicaria; los pobladores que dedica esfuerzos para este tipo de artesanías dentro de su tradición china conocen bien a este árbol, al cual hay que manipularlo de forma adecuada.

Hemos mencionado que a la corteza de este árbol se le tiene que tratar adecuadamente debido a que en su interior contiene sustancias tóxicas, mismas que solían ser utilizadas en la antigüedad para poder colocar algo de ellas en la punta de las lanzas y así, matar a sus enemigos de una manera rápida y eficaz. La madera de este árbol sufre una serie de procesos y entre los cuales, se tiene que cortar adecuadamente, quitar la parte blanca de su interior, lavar la corteza durante varias veces con agua, dejar que se seque al sol durante unos cuantos días. Esta es una tradición china anecdótica que quizá nadie llegó a conocer en su viaje de turismo la región.