Las historias contadas de la Pagoda de Porcelana

  • China

Cuando se habla de mitología china, una persona occidental puede llegar a dudar o creer cada una de sus historias dependiendo del grado de conocimiento que tenga sobre la cultura de este país y región. Pero existen otras cuantas historias que no son leyendas mitológicas, sino que más bien recuperadas de diferentes registros históricos; algo de ello puede llegar a contener la Pagoda de Porcelana.

Las diferentes historias que se han entretejido para la Pagoda de Porcelana son realmente magníficas y maravillosas, templo de gran valor en la cultura oriental que lastimosamente sufrió de dos grandes desastres en su historia. Pero antes de mencionar esta parte, debemos decir que esta Pagoda de Porcelana había sido planeada ser construida desde los inicios mismos del siglo XV, algo que teóricamente venía de parte del emperador Yongle, habiendo sido construida un poco de tiempo después. Según el diseño, todo este templo estaba construido sobre una base octogonal regular con un diámetro de 30 m, teniendo una altura total de 79 m.

Cuenta la historia que durante la vigencia de la conocida Ruta de la Seda existió un gran intercambio comercial entre occidente y oriente, momento que habría sido en el que se descubrió a esta Pagoda de Porcelana; los diferentes relatos mencionan a un templo espectacular que brillaba en el día y en la noche; para poder subir a lo más alto se tenía que recorrer 184 escalones mediante una escalera interna en forma de caracol. La mayoría de los materiales de construcción eran ladrillos, aunque algunos de ellos eran bloques de porcelana, lo que dejaba un brillo ilusorio en el día por el brillo del sol. Algunos de los marcos de sus puertas tenían maravillosos decorados que llamaban la atención de todo visitante.

Pero dos hechos llegaron a destruir gravemente a esta Pagoda de Porcelana, siendo uno de ellos natural y el otro en cambio por intervención del hombre. En el primer caso se menciona que un rayo llegó a caer sobre la torre de la Pagoda de Porcelana dañando los tres pisos superiores; de forma increíble se logró reconstruir todo aquello que se había dañado en esta tragedia natural. Lastimosamente en el año 1850 y durante la rebelión Taiping se ejecutó una cruel guerra civil en el lugar, algo que motivó la destrucción total de esta Pagoda de Porcelana.