Cristo de La Habana0

Cristo de La Habana

  • Cuba

El Cristo de La Habana es una gran escultura que representa a Jesús de Nazareth realizada por la escultora cubana Jilma Madera.

Con 20 metros de alto esta espectacular obra maestra fue realizada en mármol y está basado en una base de 3 metros. Su peso aproximado es de unas 320 toneladas y su construcción fue en base a unos 65 bloques de mármol que se trajeron directamente desde Italia después de haber recibido la bendición oficial del Papa Pio XII.
Para analizar la figura, observamos que Cristo está levantado sobre sus dos pies, con una mano elevada y la otra mano sobre “su” pecho. Una de las cualidades más impresionantes que le dio la escultora, fueron sus ojos “vacíos” lo que dará una ilusión de que el Cristo estará observando hacia todos los lugares desde donde se le mire. Esto simboliza que Dios estará presente en todos los rincones de la ciudad.
Ubicado en La Habana, fue inaugurado en el año de 1958 en un día de Navidad: Para darle misterio al Cristo, hay una historia o leyenda que dice, que después que Fidel llegó al poder, sólo quince días después de su inauguración, y entró a La Habana, ese mismo día, la estatua fue alcanzada por un rayo y la cabeza fue destruida en pequeños fragmentos. Dias después, fue reparada y desde entonces no han existido más rayos mortales.
¿Realidad o ficción? No nos compete analizarlo. Lo que si podemos decir es que, esta espectacular obra de arte se encuentra a unos 50 metros sobre el nivel del mar y será visible desde todos los puntos de esta majestuosa ciudad de La Habana.