El Malecón de La Habana0

El Malecón de La Habana

  • Cuba

Algo que no puede no impresionar en La Habana es su famoso malecón, es tan largo, de unos 7 km de largo, con el mar a un lado y toda la arquitectura colonial en el otro. Recorre desde los barrios más tradicionales (el Barrio Viejo) hasta los rascacielos de la zona moderna del Vedado.
El trayecto del Malecón está lleno de edificios cuyos tonos pastel se han desvanecido en el sol y el paso del tiempo; además se puede pasear por algunas villas que alguna vez pertenecieron a ricos y mafiosos turistas americanos.
Nadar aquí puede resultar  peligroso, ya que está lleno de rocas y el mar no suele ser tranquilo, pero los lugareños están acostumbrados a las olas de este mar y hasta hacen pic-nics. .Es uno de los lugares que tiene una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

El Malecón es un lugar donde los lugareños se mezclan con los turistas. Los pescadores y ciudadanos son muy amables. Aquí es posible comprarse una botella de ron y sentarse a hablar con toda la gente que pase de largo.
Además aquí se puede disfrutar de la puesta de sol más romántica que jamás se haya visto. A medida que el parpadeo de las pintorescas farolas se empieza a encender, la zona adquiere un tono y los colores de los edificios se reflejan en el mar.
De todos los lugares de La Habana, el Malecón es el mejor lugar para relajarse y disfrutar de la bella vista del lugar.