El Museo del Automóvil0

El Museo del Automóvil

  • Cuba

Una exposición de vehículos clásicos se puede disfrutar en este singular lugar, incluido el Cadillac utilizado por Ernesto Che Guevara cuando vivió en la Habana.

El depósito de automóviles está dividido en dos salas de exposición, que comparten toda la colección compuesta por 30 coches de paseo, dos camiones, un carro fúnebre, un vehículo especial militar, siete motocicletas, un semáforo, tres bombas de combustible y dos imitaciones didácticas en las que los visitantes se podrán montar para poder conducir, de manera “virtual” por toda la Habana.
El vehículo más antiguo de la colección data de 1905 y la más “nueva” proviene de 1989. La mayoría de ellos son de América del Norte, aunque algunos vehículos se hicieron en Italia, España, Alemania y Gran Bretaña.
Esta colección puede ser notable por varias razones: piezas valiosas debido a su importancia tecnológica (Cadillac V16 1930), a su importancia en la historia del automóvil (Ford T 1918), a su peculiaridad (Baby Lincoln 1930) o debido a que pertenecían o eran utilizados por una personalidad relevante de la cultura o la política (FIAT 1930, propiedad de Flor Loynaz; Oldsmobile de 1959, utilizado por el Comandante Camilo Cienfuegos).
Podremos entonces deleitarnos en los linderos de un museo que no tiene similar en toda Cuba, donde se integran perfectamente dos razones de ser de la singular historia de los automóviles: El pasado incierto de los primeros que rodaron por la Habana en tiempos de revolución con el “límite” adquisitivo de los que compraban automóviles hasta el año 1989. Recordemos que en toda la ciudad –incluso el país, no veremos, por ahora, automóviles modelos más recientes al más “nuevo” que existe en la isla.
Llegar al museo del automóvil es simple: Éste se ubica entre la calle Jústiz y Obra Pía, más exactamente en la dirección 13 de Oficios en la Habana Vieja.