El Parque Baconao0

El Parque Baconao

  • Cuba

A 20 kilómetros aproximadamente de la ciudad de Santiago de Cuba, se puede visitar una región que ocupa 84600 hectáreas, ésta región se llama El Parque Baconao y es un parque nacional de Cuba, que además de ser famoso, fue declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco.

El nombre de Baconao, encierra toda una historia de la era Precolombina, bastante atractiva por cierto y muy imaginativa. La leyenda cuenta la historia de un niño indígena que vivió en Cuba, donde además había un árbol mágico llamado Bacona que le otorgo la habilidad al niño de tocar música usando caracoles de la laguna.
A medida que creció, los habitantes quedaban maravillados con la música que producía con caracoles y dijeron entonces que el árbol le había dado el don, por lo cual comenzaron a llamar al niño Baconao. Un día el niño se fue y no se volvió a saber nada él, sin embargo la música de caracoles siguió sonando en la zona, por lo cual empezaron a llamar a la zona Baconao.

El Parque Baconao cuenta con varias atracciones, además sirve como refugio de vida salvaje y tiene algunas plantaciones de café. Entre algunos de sus mayores atractivos se puede encontrar La Gran Piedra, una magnífica roca de origen volcánico, la cual cuenta con unas dimensiones exorbitantes, hasta tal punto que la roca pesa más 63.000 toneladas. Son 51 metros de largo, 25 de alto y 30 de ancho lo que hacen a ésta roca bastante valorada. Además, posee más de 450 peldaños por los cuales se llega a la cima de la roca, alcanzando los 1.234 metros sobre el nivel del mar.

Se dice que desde la cima de la roca y en una noche despejada, se pueden alcanzar a ver las luces de Jamaica. De igual manera, sea la hora que sea, desde éste punto se puede gozar de una panorámica espléndida.
Entre otros atractivos que posee el Parque Baconao, se encuentra el valle de la Prehistoria, un amplio campo de zona verde en que los turistas y visitantes pueden deleitarse con esculturas de dinosaurios en tamaño real.
El Museo del Transporte Terrestre, es uno de esos museos particulares, ya que su acervo se compone de una colección de aproximadamente 2500 réplicas de autos miniatura.