Guanabacoa “tierra de ríos y lomas”0

Guanabacoa “tierra de ríos y lomas”

  • Cuba

El principal atractivo de este municipio de la provincia de La Habana, Cuba, son sus ríos y sus lomas, razón por la cual los indígenas taínos que lo habitaron lo nombraron Guanabacoa, que en su idioma significa, precisamente, “tierra de ríos y lomas”, debido a la abundancia en su territorio de pequeños arroyos y colinas de mediano tamaño.
Guanabacoa se encuentra en la parte central de la provincia y es su segundo municipio en cuanto a extensión y es una visita interesante para aquellos turistas que disfruten de unas vacaciones en Varadero. Posee extensas llanuras que favorecen la agricultura y en su zona urbana se encuentra el Centro Histórico declarado Monumento Nacional. Allí, además, se conserva intacto el  aire de las viejas ciudades de Cuba, aire bien enraizado tras más de cuatro siglos de existencia.
La fundación de Guanabacoa fue objeto durante los siglos anteriores de una polémica discusión, en cuanto a si había sido fundada durante la época de la colonización hispana de la Isla o si su existencia databa de la etapa precolombina. En 1987, el historiador cubano Maximino Gómez Álvarez, dio inicio a una acuciosa investigación bibliográfica y documental con la colaboración del investigador Marcos R. Villamil, cuyas conclusiones definitivas indicaron que el Guanabacoa occidental había sido fundado el 12 de junio de 1554, por acuerdo del cabildo de la Villa de San Cristóbal de la Habana, con arreglo a la Leyes de Indias, para los pueblos de indios.

La iglesia del centro del municipio, la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Guanabacoa, fue fundada ese mismo día, el 12 de junio de 1554, por acuerdo del Cabildo de San Cristóbal de La Habana. Entre los atractivos más curiosos de este lugar están sus seis cementerios, los que convierten a Guanabacoa en el municipio de la provincia de La Habana con más espacios de este tipo. Estos son: el cementerio viejo, el nuevo, el de los judíos azkenazíes, el de los judíos sefarditas, el de Peñalver, y el de Barreras.