Los rascacielos como turismo en Cuba0

Los rascacielos como turismo en Cuba

  • Cuba

Alguien podría imaginar que al hablar de rascacielos solo se está haciendo referencia a alguna de las ciudades norteamericanas y europeas, ya que en dichas regiones el comercio y el capitalismo ha permitido que se lleguen a crear dichos elementos en muchas de sus ciudades; pero si nos dedicamos a hacer turismo en Cuba nos daremos cuenta que en la gran Isla también podemos ver algo de ello si organizamos unas vacaciones con Viajar.com.
El rascacielos al que hacemos referencia es el Edificio Focsa, mismo que no es una creación nueva sino que más bien fue construido en la década de los años 50; alguien podría pensar que este rascacielos se encuentra también en La Habana, no siendo así isla que más bien en la ciudad de Vedado. En la época en la cual se le empezó a construir a este rascacielos se tuvo que utilizar como material concreto, mismo que venía a ser uno de los más costoso y que por cuya razón, tardó en ser concluido unos cuatro años aproximadamente. Hoy en día si nos encontramos haciendo turismo en Cuba y específicamente en esta ciudad, podríamos ir de visita a ver este maravilloso rascacielos.
Al ser este rascacielos uno de los más altos en la gran isla, este ha sido de gran interés por parte de todos aquellos que desean conocerlo mientras hacen turismo en Cuba. Tiene 121 m y en los mismos se distribuyen 29 pisos, habiendo 373 departamentos en total. Desde aquí se puede tener una maravillosa vista al malecón del mar, razón por la cual este es uno de los edificios preferidos por parte de quienes visitan la isla y desea hacer turismo en su máxima expresión.

Ahora bien, alguien podría tratar de vincular a este rascacielos con un aspecto netamente capitalista, algo que bajo ningún concepto se puede permitir en la gran isla. Haciendo turismo en Cuba nos enteraremos de que este rascacielos estuvo dedicado principalmente para dar alojamiento a los trabajadores de una cadena de radio y televisión que funcionaba en Cuba, siendo esta la CMQ. Se dice que los pisos más altos venían a ser los más costosos, los cuales terminaron vendiéndose más rápido de lo imaginable, ya que todo el mundo deseaba disfrutar de la vista panorámica que se puede divisar desde allí.