Mayarí belleza natural0

Mayarí, belleza natural

  • Cuba

Ubicada en la provincia de Holguín, la ciudad de Mayarí es la capital del municipio del mismo nombre.  Es un territorio de contrastes y bellezas naturales: hermosos valles, altas montañas; elevadas temperaturas en el llano y muy frescas en las montañas; playas de fina arena y aguas azules; extensos humedales y grandes parques naturales.
Los orígenes de Mayarí se remontan al 9 de mayo de 1757 en la zona conocida como El Cocal (que actualmente es uno de los barrios de la ciudad) cuando se construyó una ermita, bajo la advocación de San Gregorio Nacianceno, de ahí su nombre inicial de San Gregorio de Mayarí; 20 años después, esta ermita fue declarada oratorio público pues contaba con sus libros de bautismo, defunciones, matrimonios y contabilidad. En 1786 se eleva a la categoría de parroquia.
En 1793 la sede de la parroquia se traslada al lugar que ocupa hoy, inicialmente fue construida de madera. En 1827 había, además del rústico templo, 112 viviendas para uso de una población de 667 personas.
En 1858 se colocó la primera piedra de un nuevo templo más grande y seguro, estaba construido de mampostería, dividido en tres naves por arcos de madera. Fue reconstruida nuevamente en 1882 y terminadas sus torres en 1887. Después de varias remodelaciones fue reconsagrada el 25 de julio del 2003. Mayarí conforma una de las 8 zonas pastorales en que se divide la Diócesis de Holguín.

Las riquezas naturales de Mayarí son su principal atractivo, pues cuenta con una gran diversidad de flora y fauna. Unas 147 especies de aves habitan el más importante humedal ubicado en el delta del río Mayarí, justo cuando entrega aguas a la bahía de Nipe. Esas aves representan el 40% de los especímenes de la avifauna cubana, lo que hace de la desembocadura del río Mayarí un relevante nicho ecológico. De manera permanente residen en esa zona 87 especies y poco más de medio centenar son asociadas alimentariamente al agua, las cuales constituyen casi la mitad de las de hábitos acuáticos del archipiélago cubano, y el resto son migratorias. Entre estas especies se encuentran poblaciones de flamencos, gaviotas pico de tijera, pelícanos, coco blanco, pluvial, títere sabanero, zapapico semipalmeado, entre otras aves.
Entre las curiosidades de esta ciudad, se destaca lo común que es encontrar apellidos que comienzan con “V” entre las familias fundadoras o más antiguas de Mayarí. Así predominan los Villoldo, Vinardell, Villoch, Visiedo, Vila, Vega, Viña, Villa, Villasana y Valenzuela, entre otros.