Esna en el paso de cruceros0

Esna, en el paso de cruceros

  • Egipto

Uno de los pasos obligados para todos los cruceros que navegan por el Río Nilo es la esclusa de este afluente, situada junto a la ciudad de Esna, convirtiéndose en un lugar para disfrutar del paisaje a y de la belleza que alberga esta región. La ciudad de Esna se encuentra en la ribera del Nilo, era la antigua Iunyt, la capital del nomo III del Alto Egipto, después de Hieracómpolis y Eileithyaspolis.

Su ubicación cerca del Nilo, le permite ser un verdadero escape para encontrarse con la naturaleza y supone una excursión interesante, sobre todo si se consigue un descuento en viajes. Para recorrer parte de la ribera de esta gran maravilla de la naturaleza y disfrutar de las especies de flora y fauna que se encuentran cerca de este sitio, lo que permite tener un mayor descanso mental.

Uno de los destinos obligados al visitar esta ciudad es el templo de Jnum, un santuario dedicado al culto de Jnum, en Esna, fue iniciado durante los reinados de Thutmose III (s. XV a. C.), y Amenhotep II, de la dinastía XVIII. Posteriormente, en época saíta, sobre sus cimientos fue edificado el templo dedicado la triada de Esna: Jnum, Anuket y su hija Seshat, ampliado por Ptolomeo VI, Filometor Ptolomeo VIII Evergetes II y los gobernantes romanos.

Además de éste, se puede recorrer la sala hipóstila, un espacio que fue comenzado bajo Tiberio, continuada por Claudio y Vespasiano, con decoración de época de Domiciano, Trajano y Adriano. Veinticuatro columnas de más de trece metros de altura, con bellos capiteles compuestos, soportan las grandes losas del techo arquitrabado. Los bajorrelieves contienen escenas de los dioses, de la caza del faraón, textos con himnos a Jnum, un calendario de fiestas, escenas astronómicas y signos zodiacales.