La antigüedad de Tod0

La antigüedad de Tod

  • Egipto

Situada a 30 kilómetros al sur de Luxor, Tod es una ciudad del Antiguo Egipto que fue conocida en la antigüedad como Dyerty, además de este nombre, recibió el de Tuphion de los griegos, Tufium (o Tuphium) de los romanos y finalmente Tod en idioma árabe. La historia egipcia es algo que, sin duda, apasiona a muchos. Y para los amantes de ésta pueden encontrar en este lugar un destino de ensoñación. Lleno de encanto en el que los relatos pueden confundirse con recorridos en los que la palabra y las ruinas, edificios y otros detalles permitan revivir lo ocurrido en cada rincón.
En Tod se adoraba al dios halcón Montu, que era la forma guerrera de Horus. Su forma terrenal era el toro Bujis (en egipcio Baj), y su principal lugar de culto fue Armant.

El arqueólogo Bisson de la Roque, miembro de L’Institut français d’archéologie orientale (IFAO), encontró en 1936 durante la excavación del templo de Montu (descubierto en 1934, construido inicialmente al final de la dinastía V y acabado durante el Imperio Medio), el llamado Tesoro de Tod, hoy repartido entre el Museo del Louvre y el Museo Egipcio de El Cairo.
Este tesoro consiste en objetos labrados, lapislázuli, cilindros, cadenas de plata y otros (incluida una estatua en bronce de Osiris) que probablemente eran pagos de tributos extranjeros. Las excavaciones se iniciaron en 1913 y no cesaron hasta 1991, quedando establecido finalmente que Nag al-Madamud, Karnak, Armant y Tod eran los principales lugares de veneración al dios Montu.
El templo, construido inicialmente por Mentuhotep I, fue reformado por los ptolomeos, especialmente por Ptolomeo VII y Ptolomeo XII, a los cuales se les atribuyen parte de la decoración, su restauración y una nueva entrada. También hay algunas partes atribuidas al reinado de Antonio Pío. Cerca del templo ptolemaico hay un pequeño quiosco romano.

Muchos turistas europeos eligen la capital de la República Checa como uno de los destinos más interesantes de la Europa del Este. No vaciles más y alójate en algunos de estos hoteles en Praga para disfrutar de tus próximas vacaciones.