La Mezquita del Sultán Hassan

  • Egipto

Esta es una gran obra, pero que a la vez encierra toda una historia, ya que a base de mucho sacrificio, dolor y muerte, es lo que se podría catalogar a la construcción de tal Mezquita.

Sultán Hassan tenía apenas 13 años de edad cuando asumió el poder como sultán, esto en el año de 1347. Luego de 5 años se empezaron las construcciones de la Mezquita, tiempo en el cual uno de los minaretes se derrumba, matando con esto a cerca de 3000 personas. Este acontecimiento fue tomado como de mal augurio. Poco tiempo después, el Sultán fue asesinado, no pudiendo ver su obra terminada.

La Mezquita del Sultán Hassan es una obra monumental que tiene unas dimensiones de 150 metros de largo con 68 metros de alto. En la Mezquita del Sultán Hassan existen patios y elegantes pasillos, todos ellos muy bien tratados y cuidados que son motivos del asombro de quienes lo visitan; en muchas de las paredes se pueden ver inscripciones del libro del Corán, así como en uno de los salones, que se encuentra un monumento en la mitad con el mismo sentido.

Se dice como anécdota principal de que, el diseño fue tan asombroso que el Sultán Hassan mandó a cortar las manos de este diseñador con el fin de que éste no hiciera una obra similar, quedando de esta manera la Mezquita como el único legado original y sin posibilidad de replicas en otro lugar del mundo, algo sorprendente en realidad que muchos visitantes sabrán valorar.