Parque Nacional Valle de la Muerte0

Parque Nacional Valle de la Muerte

Al este de Sierra Nevada, en el estado de California, se encuentra el parque nacional del Valle de la Muerte. Ocupa una superficie de 13.518 kilómetros cuadrados que incluyen el Valle Salino, casi la totalidad del valle de la Muerte, una parte importante del valle Panamint y diversas cordilleras.
Éste parque está ubicado en zona árida y contiene uno de los mayores relieves desérticos de la zona continental de los Estados Unidos. El punto más bajo del Valle de la Muerte, conocido como Badwater, está situado a 85,5 metros por debajo del nivel del mar, mientras que el Monte Whitney, situado a unos 50 kilómetros, tiene una altura de más de 4.400 metros sobre el nivel del mar.
El corazón del parque, llamado Death Valley National Monument, fue creado en 1933. Fue promovido a la categoría de Parque nacional en 1994. Además de la parte central del parque, una pequeña zona, conocida como el “Agujero del diablo”, está situada en el este del estado de Nevada, cerca de la reserva natural de Ash Meadows.
Conforman el parque dos valles: el Valle de la Muerte y el Panamint, ambos formados en el transcurso de los últimos millones de años. Está separado del océano Pacífico por cinco cadenas de montañas que secan por completo las entradas de aire oceánico portadoras de humedad.
El valle de la Muerte es uno de los lugares más calurosos de toda Norteamérica. Su suelo es rico en minerales diversos, como el bórax, que fue explotado durante mucho tiempo por una sociedad minera que lo utilizaba en la fabricación de jabones. Un enclave natural que demuestra que en Estados Unidos se pueden visitar muchas cosas durante un viaje y no sólo disfrutar de unas vacaciones en Nueva York
En el parque y sus alrededores viven las ovejas Bighorn, una especie rara que se encuentra en pequeñas manadas aisladas en la Sierra y en el valle de la muerte.

Junto a las Montañas Rocosas, nacido del deslizamiento de la placa tectónica del Pacífico bajo la del continente americano, el lugar de Yellowstone fue el teatro de explosiones gigantescas, entrecruzadas de fenómenos telúricos más discretos. Allí, el vulcanismo sigue siendo muy activo.
El Parque Nacional de Yellowstone es parte de un ecosistema que se extiende sobre casi 80.937 kilómetros cuadrados, que incluye reservas naturales, como el Parque Nacional Grand Teton y bosques nacionales. Este ecosistema constituye la mayor extensión virgen de los Estados Unidos, aparte de Alaska, además es hogar de cientos de especies de plantas, 186 especies de líquenes y varias especies en peligro de extinción.