Bialowieza descubriendo el último bosque virgen de Europa0 1

Bialowieza: descubriendo el último bosque virgen de Europa

  • Europa

Al movernos por Europa, estamos acostumbrados a visitar ciudades prototípicas: Berlín, la bella ciudad de París, la clásica Roma o Londres. Sin embargo, este viejo continente puede ofrecer toda una inmensa amalgama de curiosidades históricas, contrastes culturales y joyas naturales que el viajero medio por regla general desconoce.
Y sí, en Europa también hay biodiversidad, tambien existen parajes naturales alejados de sus bulliciosas y cosmopolitas ciudades, de la política internacional, el turismo clásico y las ciudades que reciben millones de turistas cada año. También hay bosques que parecen encantados: hablamos de Bialowieza, el último bosque virgen de Europa.

Este parque, Reserva de la Biosfera, tiene hasta 1800 kilómetros cuadrados de extensión de pura naturaleza salvaje. Desde 1945 , se encuentra dividido administrativamente entre los países de Polonia y Bielorrusia; lo que supone más una traba a la fauna que una ventaja política: la reserva se encuentra dividida y atravesada por una valla, que impide el paso de personas, pero también de los mamíferos de gran tamaño que habitan en estas tierras.
El bosque de Bialowieza es conocido por albergar a un considerable número de ungulados de gran tamaño. Entre ellos el prácticamente extinto bisonte europeo. De silueta maciza, grandes cuartos delanteros y hasta 900 kilos de peso, es el mamífero más grande de Europa y uno de los más amenazados. Es por ello, que en la parte bielorrusa del parque este ungulado no vaga libremente, sino que se encuentra en semilibertad en recintos acotados y controlados, junto a otros grandes animales. ( Y un museo, un restaurante, bares y hoteles, construidos todos durante la época soviética. )
Pero el bisonte europeo no es la única especie que llegaremos a encontrar en este bosque de Bialowieza, pues también hay corzos, alces, ciervos, lobos, jabalíes e incluso linces. De hecho, hasta el siglo XIX este bosque intacto fue hábitat natural de unos cuantos osos pardos, los cuales lamentablemente ya no pueblan estas tierras. Lo que sí podríamos llegar a encontrar es al castor europeo, el cual también se encuentra catalogado como una especie en extinción. Según muchos expertos, el éxito para que este bosque haya preservado especies únicas se debe a que en el siglo XIV ya se empezó a restringir el acceso hacia el parque a cualquier persona que hubiese tenido las intenciones de realizar cacería de animales.

Para acceder al parque es necesario un permiso del Ministerio de Interior, por lo que el número de turistas al año es muy, muy reducido. Lo que convierte la experiencia de visitar el bosque de Bialowieza en única e irrepetible.