El Corazón de Federico Chopin0 1

El Corazón de Federico Chopin

  • Europa

Si estás buscando un pretexto ideal para ir de viaje y vacaciones en algún lugar de Europa, entonces deberías intentar conocer la historia de alguno de los grandes compositores de todos los tiempos; esto sin duda que te guiará para tratar de ir de viaje a algunos de los tantos países en donde estos grandes genios, aún viven en forma de monumentos.

En el mismo corazón de Varsovia en Polonia quizá tengamos la posibilidad de disfrutar de una grata experiencia, más aún si nos dirigimos hacia la Iglesia de Santa Cruz; en este sitio y por increíble que parezca, encontraremos una inscripción en donde se menciona que allí mismo, reposan los restos del corazón de Federico Chopin. Hemos mencionado que esto es algo increíble debido a que sólo se encuentra su corazón, ya que el resto de su cuerpo en cambio esta enterrado en el cementerio francés Pere-Lachaise.

No es un caso que se haya decidido al azar, sino que más bien es el mismo deseo que habría solicitado antes de morir este gran genio de la música clásica. Entre sus deseos también se habría pedido que en el funeral se haga presente una de sus más grandiosas obras, siendo esta la Marcha Fúnebre y su Sonata Op 35.

Federico Chopin habría nacido en una pequeña villa muy cerca de Varsovia en el año de 1810, razón por la cual en su pedido se solicitó que el corazón sea separado de su cuerpo para que pueda reposar en su patria original. Es por esta razón que se eligió a la Iglesia de Santa Cruz, habiéndose elegido de forma específica a uno de sus pilares. Allí se puede observar una inscripción en donde dice: “dónde está tu tesoro, ahí está tu corazón”, una cita que habría provenido de la Biblia.

Federico Chopin falleció a la edad de 39 años (es decir, en el año de 1849), habiendo sido su funeral en la Iglesia de Santa Magdalena. Como dato anecdótico se conoce que mucho tiempo después la comunidad científica solicitó realizar una serie de investigaciones sobre este corazón ubicado en Varsovia, ello con el objetivo de tratar de identificar en su ADN la causa de muerte del compositor, algo que al parecer no fue otorgado por respeto el mismo. Este mismo tipo de situaciones ya se habrían realizado con anterioridad en el parietal de Beethoven así como también en el cráneo de Mozart. Sin importar este tipo de datos anecdóticos que hemos mencionado, una visita a la Iglesia en donde se encuentra el corazón de Federico Chopin puede ser la alternativa de viaje y turismo que estamos intentando realizar dentro de Europa.