Haciendo un recorrido por el Monasterio de Noravank0 1

Haciendo un recorrido por el Monasterio de Noravank

  • Europa

Una vez que hayamos decidido ir de viaje hacia Armenia, entonces no debemos perder la oportunidad para conocer a algunos de sus magníficos paisajes que se distribuyen en diferentes regiones. Asi por ejemplo, nuestro viaje podría plantear una excursión hacia el valle de Amaghu, en donde seguramente disfrutaremos de vistas espectaculares en alguna de nuestras actividades en medio de la naturaleza.

Aquí mismo nos encontraremos con la ciudad de Yeghegnadzor, misma que esta ubicada hacia el lado sur de Armenia y dentro de la comunidad rural Areni. Con toda esta información, seguramente quería estaremos presumiendo lo que vamos a intentar visitar en esta región.

Nuestro objetivo será tratar de llegar al Monasterio de Noravank, al cual también se le conoce como Museo Nuevo, arquitectura que pertenece al siglo XIII y que hoy en día viene siendo una de las estructuras más visitadas por parte de quienes hacen turismo en Armenia. La visita hacia este monasterio nos ofrecerá conocer otro atractivo más, mismo que viene a ser el río Amaghu, el cual se encuentra al lado de la edificación; cabe mencionar que este río puede parecer oculto a la vista de muchos ya que se ubica dentro de un cañón.

Ya dentro del recinto de este Monasterio de Noravank nos encontraremos con tres de sus iglesias, mismas que son la Iglesia de Santa Madre de Dios, de San Gregorio y la de San Juan; también están presentes todo un set de murallas, las cuales habrían sido construidas en el siglo XVII y siglo XVIII. Junto a ellos se encuentran varios edificios, conjunto que al contemplar el valle de Amaghu, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año de 1996.

Muchas personas conocen que este Monasterio de Noravank era el lugar indicado para el retiro de los monjes, aunque a ello hay que mencionar que también este sitio completamente con determinadas funciones culturales, muestra de ello es su scriptorium, lugar en donde se solía restaurar, copiar, adornar o encuadernar los diferentes libros de los monjes. Visitar este lugar sin duda que va a ser una grata experiencia, más aún si nos dirigimos hacia el suelo de piedra en donde se encuentra tallado el alfabeto armenio, un dato muy importante para fortalecer nuestro viaje de turismo y vacaciones en la región. Si quieres seguir conociendo Europa, apunta estos vuelos a París económicos.