La historia del Castillo Mir

  • Europa

Poder visitar al maravilloso Castillo Mir en nuestro próximo viaje de vacaciones y turismo representa conocer a un Patrimonio de la Humanidad, algo que habría sido otorgado para el año 2000 por parte de la Unesco. Para llegar al mismo sólo debemos ubicar a la localidad de Bielorrusia dentro de la provincia de Karelichy, viniendo a ser uno de los atractivos más importantes para disfrutar en la región.
Este maravilloso Castillo Mir contempla un estilo gótico y renacentista, construcción que se habría iniciado a finales del siglo XV. Ya durante el período de vida de este Castillo, el mismo habría pasado a diferentes manos en distintas ocasiones, pues si inicialmente lo llegó a poseer Ilínich, posteriormente pasó a manos de Mikolaj Krzysztof, quien llegó a darle unos cuantos toques especiales a este Castillo; entre algunos de ellos se decidió tratar de construir un palacio anexo a este Castillo, el cual debía estar ubicado específicamente entre el muro Este y Norte dentro de la fortificación.
El palacio debía tener tres plantas y fachadas hechas en yeso y caliza, habiendo también la presencia de balcones y ventanas como un decoro adicional.
En la época del siglo XIX el Castillo Mir prácticamente permaneció abandonado, situación que se debió a la intrusión de las tropas napoleónicas que llegaron a traspasar sus muros, habiendo provocado una gran cantidad de daños a toda la estructura; aproximadamente a finales de dicho siglo se empezaron a realizar unas cuantas obras de reconstrucción, aunque para el año de 1895 esta propiedad pasó a manos de Michail Sviatopolk-Mirski como herencia. Una vez en sus manos, el arquitecto Teodor Bursze se encargó de realizar unas cuantas reformas a todo el Castillo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, este Castillo Mir fue prácticamente secuestrado por parte de las tropas alemanas, quienes lo llegaron a ocupar en cada uno de sus rincones como una especie de detención provisional para los judíos, quienes posteriormente eran enviados hacia los distintos campos de concentración y exterminio. Cuando terminó esta guerra, el castillo sirvió como Jefatura de Policía del Estado, ello durante la era soviética y hasta el año de 1981, momento en el cual se lo llego a reformar para que funcione, una escuela en su interior. ¿Quiere seguir conociendo Europa?  compare precios en vuelos a Frankfurt como estos.