Visitar a la mezquita Banya Bashi0 1

Visitar a la mezquita Banya Bashi

  • Europa

Cualquier ciudad a la que vayamos de visita, siempre va a contar con una gran cantidad de edificaciones que le hacen ser una magnífica vista para quien este haciendo un recorrido en cada una de las calles a su alrededor.

Si estamos tratando de decidir a qué ciudad de Bulgaria ir en nuestras próximas vacaciones, entonces quizá la elección debería estar en la ciudad de Sofía, sitio que guarda interesantes aspectos y características para que un turista, salga completamente satisfecho de su viaje y exploración.

Lo primero que se dice de la ciudad de Sofía es que en ella antiguamente llegaron a existir cerca de unas 70 mezquitas, número tremendamente grande que de alguna manera intentó describirla en cuanto a su aspecto religioso. Lastimosamente por diferentes aspectos en su historia, actualmente sólo hay una que se mantiene en pie, siendo esta la de Banya Bashi, edificio de gran belleza que habría sido construido por parte de Mimar Sinan, personaje que es considerado como uno de los más destacados arquitectos otomanos; a este mismo artista se le adjudican otras cuantas obras más, estando por ejemplo la preciosa mezquita Azul de Estambul, la Mezquita del Sultán Selim entre otras cuantas más.

El exterior de esta mezquita es realmente maravilloso, algo que no se compara con lo que encontraremos en su interior. De manera general debemos hacer notar a su hermosa cúpula, la cual tiene una base con un diámetro de 15 m; esta cúpula habría tenido que ser restaurada cuando finalizó la Era Soviética ya que tiempo atrás, había sido destruida por diferente tipo de ataques.

Una serie de altavoces están colocados en esta mezquita, los cuales llaman a orar cinco veces al día a todos sus creyentes, habiendo espacio suficiente para unos 700 en este lugar. En la pared del lado Este tendremos la posibilidad de encontrar a azulejos brillantes color turquesa, mismos que también están adornados con diferentes textos del Corán. Cabe mencionar que esta mezquita Banya Bashi no viene a representarse como un lugar turístico al cual podamos ir como si fuese un museo común y corriente, aunque si tienes interés por ingresar, debes respetar unas cuantas reglas y normas impuestas allí, como por ejemplo tener que quitarse los zapatos así como también, no interrumpir los diferentes horarios de oración.