Bouquinistes libreros de viejos0

Bouquinistes, libreros de viejos

  • Francia

Un paso obligado por la ribera del río Sena es el de los libreros de viejos. Este camino donde se ubican libreros que ofrecen cantidad de textos con un alto valor sentimental por ser obras de segunda mano es un recorrido para aquel que visita Francia y desea tener un paseo diferente.

Los libreros de viejo (bouquinistes, en francés) se convirtieron en parte integral de las riberas del Sena en París. Los primeros aparecieron sobre el muelle Voltaire en 1891. Sus pequeñas barracas verdes que ofrecen principalmente libros raros o. Los espacios usados para estas personas son de la misma medida. Se autoriza a cada librero de viejo a utilizar 8,2 metros de espacio y en total se cuenta 245 a los largo de la Ribera.

Estos libreros son llamados “bouquinistes” de París son los libreros que venden libros antiguos a las orillas del Sena. Sus viejas cajas de latón verde son uno de los elementos característicos de París desde el siglo XVI y fueron declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. En un principio se situaban en el Pont Neuf, el puente más antiguo de la ciudad.

Año tras año el ayuntamiento de París intenta mantener la tradición y elige cuidadosamente a los nuevos libreros. Algunos candidatos tienen que esperar incluso años hasta la aprobación.

Aunque este es un lugar que ha ido perdiendo visitantes, por la competencia dad por internet y otros medios, este lugar es un espacio romántico que aún sigue siendo recorrido por los amantes de los libros y más, del carácter romántico que este despierta. Otra de las ciudades con más tradición librera es Estambul, si quieres comprobarlo en persona, aquí tienes algunas ofertas de vuelos a Estambul.