Museo del Vino

  • Francia

Cuando se quiere presentar Francia, se comienza por su gastronomía, sus vinos, sus perfumes, sus grandes costureros, su cultura, sus castillos, sus catedrales, su Revolución, sus invenciones, Pero, después de tantas cualidades, cabe destacar el museo del vino; nada más rico que ir a Francia y probar, degustar uno de sus vinos.

El museo se encuentra en París, muy cerca de la torre Eiffel, a principios de siglo XX fue utilizado como bodega del restaurante de la torre. Está instalado en el sótano de la antigua abadía de Passy, un edificio construido en el siglo XIV. El museo presenta el recorrido del vino en Francia a través de la historia de cada una de las principales zonas vitivinícolas.

Entre sus colecciones se pueden encontrar objetos y herramientas utilizados en el procesado de la bebida, así como modelos de cera que representan las diferentes etapas en su producción, utensilios, técnicas y medios de producción, etc. Ofrece degustación de vinos, algo muy apetecido por los turistas.

Además, de esto se puede encontrar anécdotas sobre el vino a nivel mundial, como griegos, fenicios y romanos, la edad media y la actualidad. Se pueden dar a conocer miles de botellas añejas de toda clase de Vino y muchas regiones del mundo, con énfasis en el vino francés. El Museo del Vino de París, una opción fantástica para los aficionados del vino y los catadores.