La isla del Sol

  • Grecia

Sin duda, al haber hablar de una de las islas que representa a la capital del archipiélago de Dodecaneso como su capital, se habla también de la importancia que ésta tiene para aquel visitante con ganas de aprender más de una cultura respetada desde antaño.

No en vano Rodas tiene una gran extensión, ya que con sus 1398 kilómetros de superficie, viene a ser la más grande del archipiélago de Dodecaneso; pero su importancia turística se encuentra en sus maravillosas playas, mismas que se encuentran a 18 kilómetros de las playas turcas, y que como identidad propia, las playas de rodas son las más visitadas por los turistas, teniendo sus visitantes mucho interés en el legado que ha dejado a la humanidad en cuanto a sus leyendas y mitos que encierra cada rincón de la isla.

Mitológicamente se dice que Zeus, al repartir cada una de las islas a los Dioses del Olimpo, se olvidó de dar una isla a Helios, a lo que Zeus, al querer rectificar su olvido, Helios comentó que no se preocupara, pues una nueva isla renacería desde el mar para que el pueda disfrutarla.

En cuanto a la realidad, Rodas es una isla que recibe el sol durante los 300 días del año, es decir que casi todo el año sus visitantes pueden tener un sol radiante, haciendo con esto que la isla tenga un ambiente muy caluroso, siendo nombrada así como el ligar más soleado del Mediterráneo, de allí también su nombre de “isla del sol”.