Tasos y sus riquezas0

Tasos y sus riquezas

  • Grecia

Otra isla que se puede disfrutar en Grecia es la de Tasos, un lugar ubicado en la parte más septentrional del mar Egeo. La isla está cercana a la costa tracia en cuya colonización participó el poeta Arquíloco como mercenario.
La isla es de forma redondeada, y tiene una extensión de 398 kilómetros cuadrados. Además del encanto en las playas y en la vegetación, esta isla también recoge una buena porción de la historia griega.
Atravesada de sureste a noroeste por un cordillera, con cinco alturas por encima de los 1.000 metros. Su punto más elevado es el monte antiguamente conocido com Ipsario, de 1.028 metros.
Dentro de los aspectos y lugares para recorrer están los restos de  una muralla de cuatro kilómetros que rodeaba la ciudad.

Dentro de los componente históricos de la isla, Tasos se fundó por sus minas de oro, plata y cobre, explotadas anteriormente por los fenicios y sitas entre las poblaciones de Eniras y Esiras, en la costa sudoriental frente a la isla de Samotracia, minas que no han sido localizadas y cuya concesión tenían Tucídides, el historiador, y su familia. Allí poseyó minas Pisístrato, de las que procedía gran parte de su fortuna. Las minas del continente debieron ser más productivas que las insulares. Las minas del continente fueron explotadas en un primer momento por los tracios.
La riqueza en plata contribuyó al desarrollo de una gran actividad de acuñación monetaria. Tasos parece ser una de las primeras ciudades del norte, de Grecia, en acuñar moneda.
Célebres eran las canteras de mármol blanco. Isla boscosa de la que se obtenía madera y resina. Contrasta con el resto de las islas del Egeo por la abundancia de aguas corrientes. Al carecer de terreno cultivable, los tasios ocuparon la costa tracia de la región de Pieria, en cuyas guerras peleó Arquíloco.
Y si quieres visitar más playas hermosas, pero en este caso españolas, aquí te ofrecemos algunos hoteles en Canarias Baratos.