Historia de la mitología romana con Diana0

Historia de la mitología romana con Diana

  • Italia

Cuando en un  momento determinado hayamos escuchado el nombre de Diana una vez que hayamos llegado hacia Italia para disfrutar de su turismo, quizá sea el instante de recordar a la mitología romana que habla de ella; de manera general a Diana  se la considera como una diosa protectora tanto de la naturaleza como de la caza. Quizá tenga una pequeña similitud para algunas personas con la diosa Artemisa, misma que en cambio pertenece a la cultura griega.
A esta diosa Diana se la recuerda grandemente en la mitología romana como una de las diosas más alabadas de todas las existentes, algo que se debía principalmente a la belleza, su agilidad así como también, a los diferentes dotes que tenía a la hora de ir de cacería, quien adoptada una gran cantidad de cualidades estrictas de disciplina para poder practicar este deporte. Aunque en la mayoría de las historias se le considera a la diosa Diana como una dama solitaria, la verdad del caso es que siempre andaba acompañada de dos personajes más, siendo uno de ellos Virbio que venía a ser el señor de los bosques; el otro personaje en cambio era una ninfa acuática de nombre Egeria.

Según la mitología romana, tanto la diosa Diana como la diosa Minerva eran llamadas generalmente como las Vírgenes Blancas, algo que venía a tener una base común que prácticamente se origina desde el mismo instante de su nacimiento; debemos mencionar que la diosa Diana es producto de la unión entre Júpiter y Latona, siendo esta última también la madre de Minerva. Según cuenta la historia, Latona habría sufrido un dolor inmenso a la hora del parto cuando nació Diana, algo de lo cual se enteró esta última y por cuya razón habría decidido mantenerse virgen durante toda su vida. Este mismo ejemplo habría seguido Minerva, quien era también su hermana.
Debido a que la diosa Diana llegaba a practicar el arte de la cacería, su padre el dios Júpiter le había obsequiado en un momento determinado al arco y a sus flechas con las que siempre se la representa en diferentes obras de arte; además de ello, Júpiter había designado a un número determinado de ninfas que siempre tenían que acompañar a Diana en cada una de sus cacerías, ello con el objetivo de ayudarle a guardar su voto de celibato. Cuenta la historia que esta diosa Diana tenía un carácter muy variable, razón por la cual no dudaba en ser vengativa con quien le llegase a despertar la ira en un momento determinado.
Si lo tuyo es viajar y estás planificando tu último viajes, mira estos vuelos a Orlando a buen precio.