La plaza de España de Roma

  • Italia

Plaza de España es probablemente un de las más atractivas y visitadas por los turistas que llegan a la capital italiana a través de los vuelos a Roma. Es una bella plaza con una forma alargada y triangular que se encuentra a los pies de la colina Pincio.

La plaza debe su nombre al hecho de que fue regalada por Fernando el Católico y a que la embajada de España ante la Santa Sede se encuentra ubicada en esta plaza desde hace siglos.

La plaza de España está conectada con la iglesia de Trinità dei Monti a través de la monumental escalinata, que es lugar de encuentro de los jóvenes, artistas y bohemios de la capital Italiana.

La primera parte de la iglesia fue construida entre 1502 y 1519 en estilo gótico; la parte más antigua, cubierta de bóvedas de crucería ojivales, está delimitada por una verja de bronce. A la nave gótica se añadió, a mediados del siglo XVI, un nuevo edificio con una fachada adornada de dos campanarios simétricos, obra de Giacomo della Porta y Domenico Fontana. La iglesia fue consagrada en 1585 por Sixto V.

El área sobre la que fue edificada la iglesia fue donada por el rey de Francia Carlos VIII a la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula. Así, toda la zona de la Trinità dei Monti fue, a partir del siglo XVI, un área de influencia francesa.

La escalinata de la Piazza di Spagna, inaugurada por Benedicto XIII en 1725, fue realizada por Alessandro Specchi con financiación francesa, para celebrar la paz entre Francia y España, conectando así la plaza española con la iglesia francesa.

Subiendo las escalinatas se disfruta de una vista maravillosa de toda la ciudad. A un lado se divisa la Villa Médicis, sede de la Academia Francesa en Roma. Los dos relojes de la iglesia señalan uno la hora de Roma, y otro la de París.
Delante de la Trinità dei Monti, a finales del siglo XVIII, el papa Pío VI hizo erigir el Obelisco Salustiano, el último de los grandes obeliscos alzados por la Roma papal, realizado en época romana imperial a imitación de los obeliscos egipcios.

En la plaza de España también se encuentra una de las fuentes importantes de Roma: la Fontana Della Barcaccia, de estilo barroco, su construcción fue ordenada por el papa Urbano VIII y construida por Pietro Bernini en 1627.
Roma es uno de los destinos turísticos por excelencia de Italia y compañías como Vueling ofrecen vuelos a la capital transalpina y a otras muchas partes del mundo.