Los Apeninos

  • Italia

Los Montes Apeninos recorren 1.400 kilómetros de norte a sur de Italia y forman  parte de la cadena principal de la península italiana o apenina, este recorre desde  el golfo de Liguria hasta la península de Calabria. Las montañas están presentan grandes cantidades  de bosques, aunque una cara del pico más alto, el Gran Sasso de Italia, de 2.914 metros, está parcialmente cubierta en su cara norte por el que es el glaciar más meridional de Europa desde que se derritió el glaciar del Veleta, en Sierra Nevada, a principios de siglo XX.
Los Apeninos se dividen en tres grupos principales:

Los Apeninos septentrionales (Ligures y Tosco-emilianos), a través de la cadena que está unida a los Alpes occidentales. Están formados por arcillas y areniscas. Esta parte de la cadena tiene únicamente un macizo con cumbres superiores a los 2.000 metros: el Apenino Tosco-emiliano, que se eleva hasta los 2.165 metros
Los Apeninos centrales (Úmbricos y Abrucenses), son de piedra caliza. Descienden levemente en altura hacia los dos mares.  Forman un gran macizo compuesto por varios grupos de montañas separados entre sí por estrechos valles paralelos a los dos mares. Esta parte de los Apeninos, que engloba en gran parte a los montes Abruzos, se extiende desde Monti Sibillini al norte hasta Monti del Matese al sur.
Los Apeninos meridionales (Campanos, Lucanos y Calabreses), esta compuesto por rocas cristalinas. Son muy parecidos a los Apeninos septentrionales: montañas y puertos de baja altura, cadenas alineadas, con las cumbres más o menos redondeadas, pero descendiendo casi verticalmente sobre el mar Tirreno y el mar Jónico.