Nápoles I el Castillo Maschio Angioino0

Nápoles (I), el Castillo Maschio Angioino

  • Italia

Foto: ignisfatuus. Nápoles Castel Nuovo (wikimedia commons)
Nápoles, la ciudad más importante del sur de Italia y la tercera más grande y poblada del país, está llena de monumentos históricos y lugares interesantes para visitar, por ese motivo, vale la pena dedicarle varias entradas, empezando por uno de los monumentos más importantes de la ciudad, el Castillo Maschio Angioino, también conocido como “Castel Nuovo”.

Foto: ignisfatuus. Nápoles Castel Nuovo (wikimedia commons)
El edificio se encuentra en pleno centro histórico de Nápoles, junto al puerto, frente a la “Piazza Municipio” y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con el centro histórico de la ciudad.
Su construcción se llevó a cabo por orden del rey Carlos I de Anjou (Carlos I de Sicilia y Nápoles), en sólo 3 años, desde 1279 a 1282, como residencia de la dinastía y las obras fueron llevadas a cabo por el arquitecto francés Pierre de Chaule.
Durante la época de Roberto de Anjou, gran mecenas de su tiempo, el castillo sirivió de albergue a numerosos intelectuales y artistas, como Petrarca o el propio Bocaccio, quién escribió el Decamerón dentro del castillo.
Desde el exterior llaman la atención las majestuosas cinco torres que sirven de conexión entre las gruesas murallas que sirven de fortificación para el castillo.
Para acceder al interior, nos encontramos con el majestuoso e imponente “Arco di Trionfo” o “Arco d’Aragona”, realizado en bellísimo mármol blanco, en el siglo XIV, al más puro estilo triunfal de los romanos, para celebrar la entrada de Alfonso I de Aragón en la ciudad, que se produjo el día 26 de febrero de 1443.
Foto: Adam91. Sala dei Baroni, Castel Nuovo, Nápoles. (wikimedia commons)
Ya en el interior, hay que destacar principalmente dos salas, la “Sala dei Baroni” (Sala de los Barones), así llamada por ser el lugar donde fueron arrestados en 1487 los Barones que conspiraron contra el rey Fernando I de Nápoles. En esta sala se alberga el Museo Cívico de Nápoles, ocupando el ala oriental de la misma, pues en ella también se celebran las reuniones del “Consiglio Comunale” (Consejo Municipal).
Foto: Adam91. Sala dei Baroni, Castel Nuovo, Nápoles. (wikimedia commons)
La otra sala importante, donde también se alberga parte del Museo Cívico, es la bellísima “Cappella Palatina o di Santa Barbara”, donde podremos extasiarnos en la contemplación de los exquisitos frescos, pinturas y esculturas, así como una importante colección de objetos de plata.
Esta sala, que es la única sala original que queda de Carlos d’Anjou, pues el resto ha ido sufriendo reconstrucciones y remodelaciones debido a las constantes guerras y disputas del Reino de Nápoles,
se halla dividida en dos partes, en una de ellas conserva los frescos originales del s. XIII provenientes del “Castello di Casaluce” en Caserta y otros que provienen de la “Chiesa dell’Annunziata” de Napoles y datan del 1400.
Foto: Lalupa. ‘Madonna in trono col bambino’ de Laurana. (wikimedia commons)Sobre la pared del fondo se exponen fragmentos escultóricos de la escuela napolitana del siglo XV. Revisten especial interés los “tabernacoli di Jacopo della Pila” (1470-1502) e di Domenico Cagini (1430-1492)” así como las esculturas de Malvito, Laurana y Cagini.
Foto: Lalupa. ‘Madonna in trono col bambino’ de Laurana. (wikimedia commons)
En la segunda zona se exponen obras de diversos artistas , como Recco, Giordano, Preti, Spadaro, Malinconico, Solimena, De Matteis, Bardellino, Cardisco, así como una tabla anónima napolitana del s. XV.
En cuanto a la colección de platería podremos admirar una bellísima “Immacolata di Giuliano Finelli (1602-1653)” y una Santa Barbara de “Lelio Ciliberto” del 1607.
También podremos admirar dos esculturas de Gemito: “Testa di ragazzo” y “Pescatore”.
En una próxima entrada sobre Nápoles hablaremos del Palacio y Museo de Capodimonte.
Espectacular vista aerea del Castel Nuovo de Nápoles