Siracusa y la Ortigia griega0

Siracusa y la Ortigia griega

  • Italia

Vista panorámica de SiracusaComo toda Sicilia, la ciudad de Siracusa, desde que la fundaron los corintios con el nombre Sirako, en la isla de Ortigia, ha visto pasar a todas las civilizaciones del Mediterráneo, acumulando historia y riquezas hasta constituirse en una de las ciudades más importantes de la maravillosa isla de Sicilia. Declarada en 2005 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es lugar de visita obligado cuando se viaja a las tierras sicilianas.

Desde los griegos, que la fundaron en el año 743 A.C., pasando por los cartagineses, los romanos, los ostrogodos, los bizantinos, los árabes, los normandos, los genoveses, los germanos, los catalano-aragoneses, los españoles, hasta convertirse en parte de la nueva Italia en 1865, Siracusa ha vivido épocas de guerra y paz que han marcado un carácter propio y han enriquecido la ciudad y sus pobladores hasta convertirla en lo que es hoy, un lugar de destino donde se puede gozar de innumerables opciones para disfrutar de una estancia inolvidable, sea cual sea tu afición predilecta en tus viajes.
Teatro Griego de SiracusaA los amantes de la cultura y la historia, esta ciudad les dejará una huella imborrable, pues econtrará vestigios de prácicamente todas las civilizaciones mediterráneas. Entre los vestigios clásicos más importantes cabe destacar el Teatro Griego, el Anfiteatro Romano, las Necrópolis de Pantalica, el Altar de Hierón, el Arco de Augusto, la Fuente de Aretusa, el Templo de Apolo, el Templo Olímpico de Zeus y, en la Necrópolis Groticcelli, la llamada “Tumba de Arquímedes”, que en realidad se trata de una tumba romana decorada con dos columnas dóricas. También existen diversas canteras de donde los griegos y más tarde los romanos extraían, por medio de sus esclavos, las piedras para sus construcciones, como las Latomías, la Oreja de Dionisio, la Gruta dei Cordari o la de los Capuchinos.
Otro de los sitios interesantes es el de las Catacumbas de San Giovanni, una red de laberintos subterráneos formada por 20.000 tumbas que ocupa una superficie de 10.000 metros cuadrados.
De la época de los árabes en Sicilia no quedan restos, pues la ciudad de Siracusa fue la última en caer y la que más se resistió, por lo que tras su toma fue incendiada y destruida y sus habitantes asesinados en su totalidad.
Catedral de SiracusaDe la época cristiana medieval son innumerables los monumentos y edificios que permanecen, empezando por la Catedral, levantada en el siglo VII por el obispo Zósimo sobre un anterior templo de Atenas del s. V A.C., en la isla Ortigia, y cuya fachada fue reconstruida en el s, XIII. Cuenta además con más de 10 iglesias repartidas por sus barrios, algunas de ellas de gran belleza, representando distintos estilos y épocas.
Encontraremos también un magnífico ejemplo de la construcción militar del imperio germánico, con el Castillo Maniace, construido entre 1242 y 1240 durante el reinado de Federico II. Otros edificios medievales importantes son el Palazzo Mergulese-Montalto (siglo XIV), que conserva la antigua fachada del siglo XIV con un portal apuntado y el Palazzo Migliaccio (siglo XV), con notables decoraciones de incrustación de lava.
De factura posterior, pero de gran belleza arquitectónica, nos encontramos con el Palazzo Beneventano del Bosco, originalmente construido en la Edad Media, pero modificado entre 1779 y 1788, el Palazzo Lanza Buccheri (siglo XVI), el Palazzo Vermexio, el actual Ayuntamiento, que posee fragmentos de un templo jónico del siglo V A.C., el Placio Arzobispal (siglo XVII, modificado en el siguiente siglo) que alberga la Biblioteca Alagonia, fundada a finales del siglo XVIII, el palacio Senatorial, que alberga el tribunal del siglo XVIII y el Palazzo Francica Nava, con partes del edificio original del siglo XVI.
Otro lugar de interés histórico para visitar es el Museo Arqueológico, con colecciones que abarcan hallazgos del Bronce medio hasta el siglo V A.C.
Santuario de la Santa Madonna de las Lágrimas. SiracusaEn cuanto a construcciones modernas destacadas, frente a la entrada del Museo Arqueológico se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de Sicilia entre los fieles católicos, el Santuario de la Madona de las Lágrimas, un edificio espectacular de 80 metros de alto que evoca la lagrimación de una imágen de yeso de la Virgen que, según los devotos habitantes de la isla, vertió mientras estaba colgada en la cabecera de la cama de un humilde hogar. El edificio, por su concepción, no está exento de polémica entre los habitantes de la ciudad.
Pero no solo de cultura vive el hombre y, por ello, Siracusa nos ofrece también gran cantidad de alternativas, desde una rica gastronomía basada en la cocina mediterránea y especialmente en las particularidades de la cocina siciliana en general, hasta actividades que por su ubicación marítima permiten gozar de privilegios maravillosos, como el submarinismo en un entrono priviliegiado, la pesca en caña o barco, y otras variedades de agua, pasando por excursiones en bicicleta o senderismo, y visitas a otros lugares próximos a la ciudad, como Catania, Noto, Modica o Ragusa.
Finalmente existen los acontecimientos especiales que, según la época del año, podemos ser testigos de excepción, como son las procesiones de Semana Santa, que en toda la isla revisten de especial énfasis y devoción, conciertos en el teatro griego, como por ejemplo en el mes de julio de 2009, concretamente el día 24, actuará Claudio Baglioni, festivales musicales como el famoso festival de Noto, que este año celebra su XXXIII edición entre el 25 de julio al 22 de agosto, o de cine, como la IX edición del Festival de Cine de Frontiera, que se celebra en Marzameni del 21 al 26 de julio. También en diversos locales se realizan actuaciones en directo de artistas y grupos musicales.
Otro de los acontecimientos locales importantes es La Obra de “Pupi”, una representación teatral cuyos protagonistas son las características marionetas, llamadas “Pupi”, típica de los cantadores sicilianos ambulantes de historias. Éstas están muy decoradas y cinceladas, con una estructura de madera y una verdadera coraza. Este género de espectáculo tuvo mucho éxito en la Sicilia del siglo XIX y se siguen representando en la actualidad, anque la televisión y el cine les han restado mucho protagonismo.
En cuanto a la oferta de alojamiento para los turistas, es amplia y variada, ofreciendo una gama de precios adecuados a todos los bolsillos, desde hoteles de gama alta, hasta pensiones o agroturismo en los alrededores. También hace escala bastantes cruceros o se puede ir en vehículo embarcándolo. Una opción alternativa es organizar viajes en grupo alquilando un minibús o una furgoneta.
Vista aérea de Siracusa
Vista panorámica de Siracusa
Teatro Griego de Siracusa
Catedral de Siracusa
Santuario de la Santa Madonna de las Lágrimas. Siracusa
Vista aérea de Siracusa