Sirmione la perla del Garda0

Sirmione, la perla del Garda

  • Italia

V¡sta de Sirmione desde el lago GardaEl norte de Italia, tocando a los Alpes, está repleto de lagos, el más grande de todos, el Lago Garda, tiene una península en la parte sur, entre Desenzano y Peschiera, que está habitada desde el neolítico, se trata de Sirmione, una bella ciudad que atesora cultura, tradición y modernidad, a partes iguales, donde se puede disfrutar de todos los atractivos del lago y de una estancia inolvidable disfrutando también de sus ricas y famosas aguas termales.

Situada en la provincia de Brescia, en la región de Lombardía, Sirmione, a 135 kilómetros de Milán y a 92 de Bérgamo, con salida propia desde la autopista A4 Turín-Milán–Venecia-Trieste, se la conoce como “La Perla del Garda” por la forma de la península donde se asienta.
Sirmione, restos romanos. Grotte di Catullo.Empezó a ser famosa desde el s. I A.C., por ser centro vacacional de las ricas familias veronesas, como ya cantaba el poeta Catullo (87/54 A.C.) alabando la extraordinaria belleza de Sirmione y hablando de la casa que él mismo poseía allí. De ésa época quedan importantes restos arqueológicos, como la “Grotte di Cattulo”, siuada sobre unas rocas que dominan la punta de la península. Por la base de ésta discurría la calzada romana que unía Verona con Brescia y está documentado también, en el Itinerario Antonino (s. III), que existía una casa de huéspedes para los viajeros, la Sirmione mansio.
Hacia finales de la época romana, sobre los siglos IV y V, Sirmione se convierte en un lugar estratégico para controlar la base del lago y es fortificada con una muralla defensiva que rodea la península, estableciéndose la población en el interior de las murallas.
Sirmione. Castillo Rocca Scaligera del s. XIIIEn los años siguientes, Sirmione se convirtió en un importante señorío longobardo y la reina Ansa, esposa del rey longobardo Desiderio, funda en el s. VIII el monasterio y la iglesia de San Salvador y en el mismo siglo aparecen ya documentadas las iglesias de San Pedro, en Mavino, San Martín y San Vito.
Ya en el S. XIII, Sirmione pasa a ser propiedad de la poderosa familia veronesa de los Scaligieri quienes mandan construir el castillo, conocido como la “Rocca Scaligera”, sobre las murallas romanas, restauradas y reforzadas en siglos anteriores por los longobardos, y continúa siendo un lugar estratégico para el control de la zona y del lago.
En este mismo siglo, la ciudad se convierte en lugar de refugio de los perseguidos “patarinos”, grupo religioso considerado herético con fuertes lazos con los “cataros” occitanos y los “bogomilos” balcánicos. En el año 1276, la Inquisición, con la ayuda de Mastino de la Scala, Señor de Verona, realiza una incursión militar a Sirmione, capturando 166 herejes que son conducidos a Verona, donde serán juzgados y condenados a muerte.
En el siglo XV toda la región es incorporada al reino de Venecia.
En los siglos posteriores la ciudad se dedica a vivir de la pesca y la agricultura, convirtiéndose en un importante centro de cultivo de vid y de olivo. Los vinos del Lago de Garda poseen Denominación de Origen propia.
Entrada al parque de ocio Gardaland.En cuanto a otras alternativas turísticas son numerosas y para todas las edades y los gustos, empezando por el parque de ocio Gardaland, que se encuentra a pocos kilómetros, al lado de Peschiera, y que es uno de los más famosos de Italia, continuando con las dos estaciones termales, la de Catullo, en el casco antiguo, con piscinas, dedicada sobretodo a los turistas, con baños termales muy buenos, y la de Virgilio, entre Colombare y Lugana, para las curas médicas.
La importancia de las aguas de Sirmione radica en la riqueza de azufre que contienen, lo que las convierte en aguas medicinales.
Otro de los principales atractivos turísticos es, evidentemente, el lago, donde se pueden realizar multitud de actividades acuáticas de todo tipo, desde tomar un baño en verano, hasta actividades náuticas, o recorrerlo con los numerosos barcos que llevan a los turistas y visitantes de un pueblo a otro del lago.
En una buena mesa de Sirmione no puede faltar el Lugana.En cuanto a la gastronomía de la zona es la típica cocina lombarda que se caracteriza por recetas en las que se utiliza el tocino y la mantequilla y que se preparan con métodos de cocción lenta como el estofado y el hervido. En estos platos la “polenta” (harina de maíz) y el arroz han sustituido a la pasta durante mucho tiempo.
También se caracteriza por los caldos, las salsas (llamadas “pucie”) y las sopas que se encuentran en platos como el Risotto alla Pitocca (arroz con pollo), los Tortelli di zucca (paquetitos de pasta rellenos de calabaza) y la tradicional Polenta Concia (polenta con salsa).
Productos típicos de esta tierra son: el delicioso Gorgonzola (tipo de queso blando típico), la bresaola (carne salada y curada) y la Mostarda cremonese (fruta confitada en almíbar y mostaza) que es típica del periodo invernal y navideño. En cuanto a los dulces podemos encontrar el típico Panettone navideño (dulce elaborado con harina, levadura, manteca, azúcar, huevos, pasas y confitados), muy famoso en Milán, por las castañas con nata y la pannacotta aromatizada con licores típicos lombardos como el rosolio o maraschino.
No podemos olvidarnos de los vinos del lugar, el Lugana, con Denominación de Origen, que en todas sus variedades, hace el placer de los paladares gracias a sus originales sabores, provenientes de la cercanía al lago y la aportación que hacen a las tierras los cercanos olivares. Es costumbre en la zona el “goto”, que consiste en ir a tomar una copa de vino antes de regresar a casa para comer o cenar, que se toma en las típicas “osterías” que se extienden por todo el norte de Italia.
Al ser un centro turístico, en verano cuenta con numerosas actividades que hacen más agradable y divertida la estancia.
La zona está bien nutrida de hoteles y restaurantes, para todos los gustos y bolsillos.
Sirmione de noche.
V¡sta de Sirmione desde el lago Garda
Sirmione, restos romanos. Grotte di Catullo.
Sirmione. Castillo Rocca Scaligera del s. XIII
Entrada al parque de ocio Gardaland.
En una buena mesa de Sirmione no puede faltar el Lugana.
Sirmione de noche.