Gandía Una opción de sol y playa0

Gandía: Una opción de sol y playa

  • Madrid

Poco más de 400 kilómetros separan a Madrid de Gandía por la A3. Poco más de 400 kilómetros separan a los ciudadanos de Madrid del turismo de costa, mar y playa. Y la ciudad de Gandía suele ser un reclamo tanto para ellos como para el resto de veraneantes del país.

Debido a su ubicación entre las provincias de Valencia y Alicante, Gandía se ha convertido en un punto turístico de referencia en España. De hecho, en verano tripla su población y ésta llega a superar los 300.000 habitantes.

Sin embargo, además de sol y playa, Gandía ofrece más cosas a sus visitantes. Todos los que no deseen hacer rutas por esta localidad pueden visitar los monumentos más importantes de la localidad valenciana. Entre ellos destacan:
Casco urbano. El núcleo medieval de la villa estuvo alrededor de las calles del Río, Mayor y de la Plaza. A ellas afluían otras callejas laterales. Se hallaba rodeada por una muralla construida a principios del siglo XIV. Las murallas desaparecieron a finales del siglo XIX, quedando hoy tan sólo tres torres que hay entre el colegio de las Escuelas Pías y el río, el Torreón del Pino y la Torreta de la calle de Pérez de Culla.

Iglesia de Santa María. Es Colegiata desde 1499. El templo fue construido probablemente a fines del siglo XIV o principios del XV. Es de estilo gótico, mezclado con otros de diversas épocas. Fue ampliado en el siglo XVI. Contó con valiosas obras de arte, como el retablo del altar mayor, obra de Paolo de San Leocadio, sobre talla de Damiá Forment, el coro del s. XVI y un valioso tesoro, destacando la custodia procesional, obra maestra del s. XVI. Todo ello fue destruido en 1936 durante la guerra civil, así como su riquísimo archivo. Posee dos puertas góticas: la de Santa María y la de los Apóstoles, ésta última obra de Damián Forment, con bellas figuras desaparecidas en 1936 y en proceso de restauración.

Palacio Ducal de Gandía. Entre los monumentos más importantes de la ciudad destaca el Palacio Ducal, que ha sido objeto de numerosas restauraciones. Casa natalicia de San Francisco de Borja. Destaca el Patio de Armas, gótico, y la Galería Dorada, del s. XVII, con azulejos originales de la época. Está considerada una de las mansiones señoriales más importantes de la Corona de Aragón. La habitación de Francisco de Borja se conserva prácticamente tal y como estaba en aquel entonces y no se permite pisarla, solo puede verse desde fuera.

El sol, la playa, el buen tiempo, los monumentos o las rutas son los reclamos que hacen que muchos turistas se planten en Gandía por carretera o avión gracias a los vuelos low cost.