Palacio de Buenavista0

Palacio de Buenavista

  • Madrid

Vista general del Palacio de BuenavistaSi queremos elegir una de las rutas más tradicionales de Madrid, probablemente escojamos la que nos lleva de la Puerta de Alcalá a la Plaza de Oriente, dos de los lugares más emblemáticos de la ciudad.
En esta ruta encontraremos muchos monumentos importantes, como el Palacio de Buenavista, un edificio histórico que nos evocará el pasado más glamuroso de la capital del reino.

El Palacio de Buenavista fue un proyecto de los Duques de Alba, en 1769, que no pudieron llegar a disfrutar.
Vista general del Palacio de Buenavista
El edficio se inició ese año, sobre un solar que habían ocupado unas antiguas casas llamadas de Buenavista, de donde tomó el nombre. Está situado entre la calle de Alacalá y el Paseo de Recoletos.
El primer arquitecro que dirigió su construcción fue Juan Pedro Arnal, aunque se desconoce el que lo terminaría, pues sus obras se prolongarían hasta entrado el siglo siguiente.
La fachada del Palacio Buenavista
Los retrasos en la construcción fueron debidos a diversos motivos, pero principalmente por dos incendios que se produjeron durante la misma.
La fachada del Palacio Buenavista
Aunque los Duques que lo proyectaron jamás llegaron a residir en él, quién si lo hizo fue su nieta, la famosa María Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, inmortalizada por Goya, y cuya fortuna, lujo y dispendio rivalizaban con la mismísima reina María Luisa.
Vista aérea, con el Palacio de Buenavista a la izquierda
Vista aérea, con el Palacio de Buenavista a la izquierda
A la muerte de la Duquesa algunos de sus bienes libres, no vinculados al mayorazgo de su casa, fueron heredados por algunos de sus criados y el Palacio de Buenavista, en concreto, pasaría a manos de sus médicos.
Posteriormente lo adquiriría el Ayuntamiento de Madrid para regalárselo al primer ministro Manuel Godoy, del que se decía que su mano estaba detrás de la muerte de la duquesa para satisfacer los deseos de venganza de la reina.
Sin embargo Godoy tampoco llegaría a disfrutarlo pues, a raíz del motín de Aranjuez de 1808 que provocó su caída política, sus bienes fueron embargados.
Cambio de guardia en el Palacio Buenavista
Cambio de guardia en el Palacio Buenavista
En 1816 el Estado adquiría el edificio destinándolo a diversos usos. Parque de Artillería, Museo Militar y Palacio Residencial, siendo ocupado, primero, por el Duque de la Victoria, Baldomero Espartero, mientras ejercía la presidencia de la regencia entre 1840 y 1843, y por el embajador turco Fuad Effendi, posteriormente.
En 1847 el Estado adquirió los terrenos colindantes que habían constituido la antigua huerta del corregidor Juan Fernández, y se le encargó al arquitecto José María Aparici la reforma y ampliación del edificio para darle definitivamente un uso militar. En 1869 se realizarían nuevas reformas, aunque nunca perdió su caracter residencial y en él se alojó el mismo General Prim, donde fallecería después del atentado del 27 de diciembre de 1870.
Situado en el número 51 de la calle de Alcalá, esquina con la Plaza de la Cibeles, actualmente, alberga el Cuartel General del Ejército de Tierra.