Plaza de la Villa

  • Madrid

La Plaza de la Villa es una pintoresca plazuela en el corazón de Madrid, no lejos de la Plaza Mayor que es la más grande. En contrario a este último, los edificios de la Plaza de la Villa tienen estilos contrastantes.

El edificio más grande en la plaza es el antiguo Ayuntamiento o la Casa de la Villa. La construcción comenzó en 1644 a cargo de Juan Gómez de Mora, el arquitecto de la Plaza Mayor. Con el paso del tiempo una serie de arquitectos se hicieron cargo de la construcción del Ayuntamiento, hasta que fue terminado en 1696 por Teodoro Adremans.

El edificio sirvió como ayuntamiento y también como cárcel, es por ello lo de las dos puertas simétricas. El de la izquierda dio entrada a la prisión, y la otra al ayuntamiento.

En 2007, el “Palacio de Comunicaciones” asumió el papel de Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid.
Un arco conecta la Casa de la Villa con la Casa de Cisneros, un castillo construido en 1537 por Benito Jiménez de Cisneros, sobrino del cardenal Cisneros. El castillo fue construido en el estilo plasteresque, una versión española de inicios del Renacimiento.

El edificio más antiguo en la Plaza de la Villa, la Torre de los Lujanes, es también uno de los edificios más antiguos de Madrid. La torre fue construida en el siglo XV con el estilo mudéjar. La estructura cuenta con un pórtico gótico decorado con tres escudos de armas.

En el centro de la plaza está la estatua de Álvaro de Bazán, el almirante español con el que planearon la invasión a Inglaterra. La estatua diseñada por Mariano Benlliure, fue adicionada a la plaza en 1980.