Descubriendo Fez0

Descubriendo Fez

  • Marruecos

En nuestra anterior entrega ya os hablamos de la ciudad imperial de Fez, la tercera más poblada de Marruecos y la capital del Islam en el país del norte de África. En esta primera entrada os dimos a conocer aquellos zocos que debéis visitar si viajáis a Fez durante vuestras próximas vacaciones en Marruecos, sobre todo si aprovecháis alguna oferta de viajes.
Hoy hablaremos de esos otros lugares de Fez que bien merece la pena visitar durante vuestro viaje a Marruecos. Uno de esos lugares interesantes de Fez es la plaza de Neyyarin, que está ubicada muy cerca del zoco del mismo nombre, alberga una fuente extraordinaria en la que seguro que os apetecerá fotografiaros; y otro el llamado barrio de los Andalusíes con su mezquita, que fue fundado por familias cordobesas que fueron expulsadas de España en el siglo XIX.
Sin embargo si Fez es una ciudad imperial es porque fue capital del imperio y, sobre todo, porque tiene un palacio que recuerda a esos tiempos en los que era la principal ciudad de Maruecos. El Palacio Real de Fez es conocido como el de Dar El Makhzen puede ser visitado por los turistas que viajen a Marruecos por el exterior ya que sus puertas están cerradas. Y, además, las puertas de este palacio son muy significativas y llamativas ya que son doradas.
Fez también es la capital del Islam en Marruecos, lo cuál hace que haya muchos lugares que visitar que están íntimamente ligados a la religión. Uno de esos lugares son las medersas de la ciudad, que son las antiguas escuelas coránicas.
Dentro de las medresas de Fez destaca la de Bou Inania, cuya construcción obedeció a una orden del sultán que le da nombre y es la última y más grande de las medersas meriníes de Fez. Actualmente también es una de las mezquitas de la ciudad. De la medresa de Bou Inania destaca la riqueza de la decoración en cerámica, ónix, estuco, madera y bronce labrado. Es el único edifico religioso abierto a los no musulmanes.
Otra de las medresas que merece la pena visitar, aunque sea por el exterior, es la de Attarin, que está situada frente a la mezquita Karauin. Su construcción se realizó entre 1323 y 1325 por encargo del sultán Abu Said. A pesar de su reducidas dimensiones, es la más perfecta expresión del arte meriní de Fez.