Historia de la Mujer de Blanco en México0

Historia de la Mujer de Blanco en México

  • Mexico

Una gran cantidad de historias podríamos estar conociendo en nuestro próximo viaje a México, mismos que pueden ser históricas, anecdóticas e incluso, fantasmagóricas según sea la región en donde se haya suscitado las mismas.
Una visita a México especialmente al estado de Sinaloa podría llevarnos hacia el municipio de Cosalá, al cual se lo ha llegado a considerar dentro de la línea de los Pueblos Mágicos de México; aquí se combinan una manera casi perfecta a la naturaleza, la arquitectura y la cultura, razón por la cual la denominación que mencionamos anteriormente. En este mismo sitio es en donde se han llegado a generar una gran cantidad de tradiciones y con ellas, sus subsecuentes leyendas, todas y cada una de ellas inverosímiles pero interesantes a la vez.
De todas aquellas historias que se pueden llegar a generar en este pueblo de México prima una que tiene el nombre de Mujer de Blanco, la cual describe a una aparición algo inquietante que se habría suscitado en una casona que pertenece a la familia Hernández Aragón, misma que está en la calle Hidalgo de Cosalá. A pesar de que tiene un motivo para normal esta casona, la gente que va a conocer la historia y cada uno de sus rincones se ven emocionados por tratar de encontrar a esta Mujer de Blanco, aunque la visita también es aprovechada para disfrutar de la arquitectura de este recinto del siglo XVIII.
Esta Mujer de Blanco haría siempre su aparición en cualquier momento indeterminado y en distintos rincones de esta casona, pero siempre levitando y con el cabello suelto y desordenado, dando la apariencia como que si un viento estuviese tratando de arrancar este cabello de su cabeza. Sin duda que esta experiencia podría llegar a espantar a cualquier persona que haya decidido hacer turismo en esta casona, algo que se vuelve más tétrico si se llegase a ver el rostro de esta Mujer de Blanco, pues se dice que la misma no tiene piel en el rostro y se muestra todo descarnado. Esta es una de las tantas historias que se vienen contando en diferentes ciudades y localidades de México, las cuales a pesar de ser terroríficas, también han beneficiado la afluencia de visitantes que quieren conocer algo más de dichas historias.