Museo de la perversidad de Manzanillo echando un vistazo a nuestro escalofriante pasado0

Museo de la perversidad de Manzanillo: echando un vistazo a nuestro escalofriante pasado

  • Mexico

Con el fin de crear conciencia sobre la importancia de los Derechos Humanos a lo largo de la historia, y realizar un análisis del comportamiento de los seres humanos, la ciudad de Manzanillo, el puerto comercial más importante de México, inauguraba hace algunos años un particular espacio denominado “Museo de la Perversidad. Una visión histórica y de defensa de los Derechos Humanos”. En este original y escalofriante lugar, se dan cita desde 2009, numerosos instrumentos de tortura que fueron utilizados en la antigüedad, que se mezclan con información sobre historia antigua, Medievo o edad moderna… en una colección de Gary Hirsh Meillón.

La muestra, que no puede ser visitada por menores de 15 años, por la dureza de las imágenes allí recogidas, pretende dar una amplia visión de las torturas y abusos que se han aplicado a la humanidad a lo largo de la historia universal, así como concienciar para que esto no vuelva a suceder.  Pese a lo desagradable que en ocasiones puede resultar ver cadenas que fueron usadas por esclavos, imágenes de mujeres maltratadas o látigos de castigo, el museo, que se encuentra en mitad de un entorno paradisíaco como es Manzanillo, suele atraer a numerosos visitantes que se alojan en hoteles  en Manzanillo económicos, y que no quieren perderse esta extraña y conmovedora visión de nuestro pasado.

Todas las imágenes están representadas a tamaño real, lo que aumenta la verosimilitud y también el drama de historias delicadas, que en algunas ocasiones tienen que ver con el holocausto. La exhibición, en la que se invirtieron alrededor de cuatro millones de pesos, no deja a un lado la realidad social y cultural de la zona. Para ello, y bajo la premisa básica de concienciar al visitante que se acerca hasta la Avenida Juárez 160, el Museo de la perversidad  también analiza los organismos y leyes que protegen los Derechos Humanos en la actualidad, y cómo han ido avanzando hasta ser lo que son hoy en día. Las piezas se pueden visitar de lunes a viernes en horario de 10:00 a 20:00 horas y de 11:00 a 21:00 horas en el caso de sábados y domingos.

En definitiva, nos encontramos ante una visión chocante y conmovedora del pasado, sin dejar de tener en cuenta cómo ha afectado éste a nuestro presente.