Palapa

  • Mexico

Una palapa  es una morada  abierta con un techo de hojas de palma. Es muy útil en calor sofocante y, por consiguiente, muy común en las playas mexicanas, como  Acapulco. Es quizá la única contribución arquitectónica importante de la cultura filipina para la cultura occidental mexicana. En filipinas se empleaban como viviendas de verano para soportar las altas temperaturas. Se han visto adaptaciones de estas construcciones según el clima existente.

La palapa tuvo una gran aceptación en la región mexicana ya que, a diferencia de las construcciones europeas que resultaron inapropiadas para las condiciones ambientales de la zona, la palapa podía resistir el calor de la región y  refrescar, además de que se parecía mucho a la arquitectura indígena de las Culturas de Occidente con zacate y tierra, y es de muy barata construcción.

Sin duda una construcción muy típica del estado de Chiapas, sobre todo en las zonas costeras de la región.
En la actualidad en los grandes resorts tanto en Acapulco como  en playas aledañas se ha tomado la costumbre de construir palapas para los turistas para mantener el carácter rustico de la zona y a la vez darle ese toque tradicional propio de las playas de México.

La existencia de gran cantidad de palmas en la zona y debido a su bajo costo ha incentivado la construcción de palapas que son útiles para refrescar a loa turistas. El clima privilegiado de la costa mexicana permite adaptar estas construcciones que prueban la influencia filipina en la cultura occidental de México.