Una de las 7 maravillas. Monasterio de Alcobaça

  • Portugal

Considerada como una de las siete maravillas de Portugal, la Abadía de Santa María de Alcobaça  se construyo el año 1178  por los monjes de la Orden del Císter. Esta ciudad situada en la confluencia de los ríos Alcoa y Baça aloja una de las más bellas  abadías del mundo. Es la primera obra de estilo gótico en Portugal. Uno de los Patrimonios de la Humanidad designado por la UNESCO, y fue elegida también, una de las siete maravillas de Portugal.

La abadía tiene una historia de amor en su origen, Don Pedro de Portugal casado con Doña Constanza de Castilla se enamoró de la dama de honor de su esposa, Doña Inés de Castro. A la muerte de su esposa, Don Pedro y Doña Inés se reunieron en Coimbra pero Inés fue asesinada por órdenes del Rey Alfonso IV. Cuando Alfonso IV murió y, luego de dos años Don Pedro accedió al trono, éste anunció que estaba casado con doña Inés de Castro, mandando exhumar su cuerpo (y así descompuesta) ordenó el recibir los honores de la realeza que le correspondían.

En el interior de la iglesia, se encuentran las tumbas de Inés de Castro y de Pedro I que podemos visitar. El claustro del silencio es muy austero pero elegante, construido en el siglo XIV está contiguo a la iglesia.
Fue panteón de varios miembros de la Casa Real de Portugal: además de Pedro I, visitamos también la sepultura de Alfonso II y  Alfonso III.