Acantilados de Moher0

Acantilados de Moher

Irlanda esta asentada sobre un terreno mezcla de pizarra y arenisca, y prácticamente esta rodeada de acantilados estos toman el nombre de Moher y forman parte de su identidad.

Estos acantilados tienen  230 metros de altura y más de 8 kilómetros de largo. Estos acantilados son lo más impresionante que se puede ver en Irlanda.

Dentro de los acantilados de Moher se pueden ver aves de diferentes especies y por tanto los observadores de aves los visitan con frecuencia especialmente en primavera.En la base de los acantilados se observa aves anidando. Se pueden identificar a especies como: Puffins, Razorbills, Gannets y Kittiwakes.

Se ha construido un centro de información para visitantes en una cima alta de los acantilados esta es la torre de O’Brien  que fue construida en 1835 por Cornelius O’Brien, un descendiente directo de Brian Boru, el gran Rey de Irlanda.

Esta torre se ha convertido en un punto muy visitado por los turistas, desde aquí se puede tener una vista privilegiada  de los acantilados, desde aquí se ven las Islas Aran, la Bahía de FGalway, y las montañas Maum de Connemara.

También se pueden visitar los acantilados desde el mar tomando los barcos que salen desde  Liscannor y Doolin.
Los habitantes de la zona cuidan que las especies que anidan en el acantilado se mantengan a salvo, por eso sólo se permite el acceso a la zona de estudiosos de aves que buscan su preservación. Se busca conservar la naturaleza que rodea al acantilado, y guardar la identidad de Irlanda.