Castillo de Carisbrooke0

Castillo de Carisbrooke

  • Reino Unido

El castillo de Carisbrooke es una histórica fortificación situada en Carisbrooke, cerca de Newport, en la isla de Wight. Carisbrooke es el único castillo de época medieval que sigue en pie en Wight.

La existencia de asentamientos en el lugar donde se edificó el castillo de Carisbrooke debió producirse ya en tiempos pre-romanos. Quedan vestigios de una muralla que demuestra su colonización en los últimos momentos del Imperio romano. Posteriormente, los jutos debieron tomar esta primitiva construcción a finales del siglo VII. Un baluarte anglo, sajón reemplazó la anterior fortificación durante el siglo VIII. Alrededor del año 1000, se construyó una muralla rodeando la colina en la que se sitúa el castillo como medio de defensa contra las incursiones vikingas a la isla.

Tras la invasión normanda de Inglaterra, Guillermo el Conquistador cedió la isla de Wight a su amigo William FitzOsbern, el cual encargó la construcción de una fortificación en madera en Carisbrooke. El castillo, como tal, es mencionado ya en el Domesday Book de Alvington, por lo que debió ser erigido a encargo del mismo FitzOsbern, que fue el primer señor de la Isla de Wight. Desde esa época, el señorío de la isla siempre estuvo vinculado a la propiedad del castillo, el cual se convertiría en la sede del gobierno de Wight.

En 1100, Enrique I donó Carisbrooke a Richard de Redvers. El castillo sirvió de guarnición al mando de Baldwin de Redvers, I conde de Devon, en apoyo de la emperatriz Matilde en 1136, pero fue tomado por Esteban de Blois.
El castillo permaneció en posesión de la familia Redvers hasta 1293, cuando la condesa Isabella de Fortibus lo vendió a Eduardo I. Desde ese momento su gobierno fue confiado a alcaides como representantes de la corona, que sería su legítima propietaria en adelante.

Durante el reinado de Ricardo II, el castillo fue atacado sin éxito por los franceses en 1377. Antonio Woodville, Lord Scales y posteriormente conde de Rivers, obtuvo concesión real del castillo y los derechos de señorío en 1467. Wydville fue quien encargó la construcción de la Puerta de Woodville, actualmente llamada Puerta de Entrada (Entrance Gate).

Bajo el reinado de Enrique I fue erigida la torre del homenaje del castillo y en época de Isabel I, para protegerlo de un eventual ataque de la Armada Invencible, se rodeó de una elaborada fortificación pentagonal diseñada por Sir George Carey.

El rey Carlos I fue encarcelado en el castillo durante catorce meses antes de su ejecución en 1649. Poco después sus dos hijos más pequeños fueron también confinados allí, en éste lugar también falleció la princesa Isabel de Inglaterra en el año 1650. A comienzos del siglo XX, el castillo fue la residencia de la princesa Beatriz, hija de la reina Victoria, como gobernadora de la isla de Wight (1896 – 1944). En la actualidad se encuentra al cargo del English Heritage, organismo público dependiente del Departamento de Cultura del gobierno británico.