Conocer al Corpus Clock en la Universidad de Cambridge0

Conocer al Corpus Clock en la Universidad de Cambridge

Los diferentes objetos que podemos llegar a encontrar en un museo determinado quizá pueda ser parte de una interesante e importante colección llena de arte; pero cuando este tipo de objetos muestran un funcionamiento o un objetivo fuera de lo común, ello podría ser considerado como un estudio y avance de la tecnología, misma que podría estar instalada en su interior.
Cuando se habla del Corpus Clock no se esta haciendo referencia de una tecnología integrada en el mismo, ya que este viene a ser uno de los relojes más espectaculares que han sido inventados hasta el momento, el cual debe su funcionamiento neta y exclusivamente a un sistema mecánico; por lo menos eso es lo que se llega a mencionar en diferentes noticias del agua, aunque si consideramos que este reloj tiene integrado a unas cuantas hendiduras (el número de 60), y que las mismas se llegan a iluminar por medio de unas luces led, entonces podríamos atrevernos a decir que este reloj no está exento en un 100% de su tecnología.
De todas maneras y fuera de cualquier tipo de controversia, este reloj habría sido presentado como el más impresionante en todo el mundo para el año 2008, adoptando el nombre de Corpus Clock y que habría sido incluso presentado por el mismo Stephen Hawking.
El inventor de este interesante Corpus Clock viene a ser el relojero John Harrison, quien se habría propuesto fabricar un reloj diferente a lo convencional en el siglo XVIII (específicamente en el año 1720), trabajo que le habría costado aproximadamente 30 años de su vida según se comenta por parte de una gran cantidad de historiadores.

Si deseas admirar y conocer algo más de este Corpus Clock entonces lo recomendable es hacer una visita de turismo hacia Inglaterra (puedes conseguir ofertas buenas contratando viajes online) y específicamente, a la biblioteca de la Universidad de Cambridge, lugar en donde reposa este interesante reloj como muestra de un doble tributo según el pedido del inventor, lo cual quiere decir que te John Harrison deseaba que este reloj se encuentre en una instancia tan eminente como esta universidad y que también, pueda servir de provecho para fomentar el conocimiento de los jóvenes estudiantes.