Coventry

Coventry es una ciudad y municipio metropolitano del centro de Gran Bretaña, siendo la ciudad inglesa más lejana al mar. Situada a 153 kilómetros al noroeste de Londres, a 30 kilómetros al este de Birmingham.

Coventry fue una de las ciudades que tuvo que ser “sacrificada” por los ingleses en la Segunda Guerra Mundial, debido a que justo antes del bombardeo a esa ciudad habían descifrado el código Enigma de los nazis y habían interceptado una comunicación del Eje donde se decía que se iba a bombardear la ciudad. Entonces Winston Churchill tuvo que tomar la decisión de evacuar o no Coventry. Si se evacuaba la ciudad los nazis iban a sospechar que se había descifrado el código enigma, y se comprometería la ventaja en la guerra.

Finalmente, Coventry fue bombardeada masivamente por los aviones de la Luftwaffe (cerca de 500 bombarderos) el 14 de noviembre de 1940. La ciudad fue casi totalmente destruida. El ministro nazi de propaganda, Goebbels, llegó a proponer un nuevo término, «coventrizar», para referirse a esos bombardeos masivos. Sólo algunos niños fueron evacuados, bajo el pretexto de salida de vacaciones.

También hubo bombardeos en Liverpool, Plymouth, Bristol y Southampton.

La catedral de Coventry ha sido dejada tal cual la dejó el bombardeo: no quedan más que unos pilares y algo de sus murallas. Junto a los restos de la antigua catedral se ha edificado una nueva catedral, en cuya inauguración, que tuvo lugar en 1962 y como símbolo de reconciliación, asistió el canciller alemán. En esta nueva catedral se celebran muchas de las ceremonias religiosas.

Se dice que el épico enfrentamiento entre Boudica y Cayo Suetonio Paulino, que puso fin a la Rebelión y a la misma Boudica, reina de los icenos, tuvo lugar cerca de Coventry.

Los famosos taxis negros de Londres (los “Hackney Carriages”) están fabricados en Coventry por la empresa LTI (London Taxis International, en Inglés). Y si lo que quieres es ver taxis amarillos, puedes viajar a EE.UU  y conseguir algunos de estos hoteles baratos en Nueva York.