Interesantes ambientes para conocer en la casa de Sigmund Freud

Sin duda que el nombre de Sigmund Freud podría causar revuelo en una gran cantidad de personas, quienes al reconocer a este interesante personaje como uno de los más famosos psicoanalistas, conocer algo de su vida y de la historia que habría pasado dentro de Inglaterra puede ser un hecho digno de ser conocido.
Para ello solamente tenemos que ir hacia el barrio señorial de Hampstead, en Londres, aprovechando alguno de estos vuelos a Londres online, lugar en donde la fachada se dice que se ha mantenido prácticamente intacta y sin variación al diseño original. El lugar de nuestra visita para poder conocer algo de Sigmund Freud es su casa-museo, misma que es una de las más frecuentados por parte de quienes se encuentran ácido turismo aquí en Inglaterra.
En esta casa-museo de Sigmund Freud habría vivido únicamente el último año de su vida según cuenta su historia, pudiendo encontrarse a una gran cantidad de objetos y documentos personales que habrían sido utilizados por el mismo durante su época de vida en esta casa. Así por ejemplo, papeles, libros e incluso, un precioso diván es lo que encontraremos en su casa; se dice que este último objeto (el diván) habría sido importado por el mismo en el año de 1938, ello al haber sido obligado a exiliarse desde Viena con toda su familia debido a la persecución nazi que en ese tiempo había para con los judíos.
El estado de conservación de esta casa-museo de Sigmund Freud es prácticamente impecable, como si no se que en la misma habría vivido hasta el año de 1982 su hija menor llamada Anna; este interesante mujer también habría sido una de las seguidoras más fieles de toda la obra y en las diferentes tareas realizadas por su padre, razón por la cual había pedido que luego de su muerte, a todo este entorno se les llegase a convertir en un museo que pueda hablar sobre el trabajo de Sigmund Freud.

La casa está dividida en diferentes ambientes, estando por ejemplo el estudio y también la biblioteca en la parte baja de la vivienda; no solamente el diván es el objeto más preciado en la casa, sino que además de ello existe una gran cantidad de antigüedades tales como piezas arqueológicas y diferentes figuras que pertenecería a la antigua Grecia, Asia e incluso a Roma. Una visita hacia esta casa de Sigmund Freud es una excelente experiencia para aprovechar en nuestro viaje de turismo y vacaciones por Inglaterra.